País alcanzaría 300 días sin usar combustibles para producir electricidad
“Las plantas de energía limpia en las que invertimos no son para sustituir la generación térmica, porque nosotros no tenemos que sustituir generación sucia, la inversión está enfocada en hacer crecer nuestra matriz energética”, comentó Javier Orozco, director de Planificación y Desarrollo Eléctrico del ICE. Gerson Vargas/La República
Enviar

Las condiciones del clima que se han presentado en el primer semestre del año y la incorporación de nuevas plantas de generación al sistema eléctrico son los principales factores que podrían ayudar a que Costa Rica supere sus propias metas de producción de energía con fuentes un 100% renovables.

Con estas condiciones el país podría cerrar fácilmente el calendario con 300 días abastecidos de energía limpia, a diferencia de los años 2015 y 2016 en los que se registraron 271.

Esta posibilidad se basa en que, en lo que llevamos del año, el ICE ha usado en menor cantidad las plantas que utilizan bunker, las cuales deben encenderse principalmente en la época seca.

En estos cinco meses solo se ha usado este recurso 21 días; es decir que entre enero y mayo el ICE generó 36 gigavatios-hora de térmica, mientras que en el mismo periodo del año pasado fueron 187 gigavatios-hora, según datos de la institución.

“Las cifras anteriores las podemos superar con creces porque nos encontramos al 55% de que termine el año y ya contabilizamos 143 días sin usar las plantas térmicas y lo que nos queda son los meses más húmedos donde normalmente no usamos esta fuente”, dijo Javier Orozco, Director de planificación y desarrollo eléctrico del ICE.

Además de las condiciones del tiempo, el ingreso de nuevas plantas de energía limpia al sistema eléctrico con respecto al año pasado también representará un empuje importante en las estadísticas de este año, ya que estas empezaron a operar cuando se estaba cerrando el periodo.

La más reciente fue la incorporación de dos nuevas plantas eólicas, instalación que influye en el aumento de la capacidad eólica que pasó de 70 megavatios en 2007 a 382 megavatios en 2017.

La estimación de superar este año el 98% de generación renovable también se puede volver una realidad de la mano de la reciente puesta en marcha de la Planta Hidroeléctrica Reventazón, que cuenta con una capacidad instalada de 305 megavatios de potencia, que puede abastecer más de 500 mil hogares.

Solo el ingreso de estas infraestructuras significa la adición de 380 megavatios y 100 megavatios en plantas hidroeléctricas y eólicas, respectivamente.

“Indudablemente la que más nos puede ayudar a conseguir la meta es Reventazón porque es la más grande de todas y es la que cuenta con embalse, un elemento muy importante para la generación del sistema eléctrico, pero todas las demás también contribuyen, tenemos 100 megavatios de generación privada en plantas eólicas, 56 megavatios en hidroeléctricas y otro porcentaje importante en una planta cooperativa”, explicó Orozco.

De las cinco fuentes limpias con las que cuenta el sistema eléctrico nacional, el agua se mantiene como el principal motor de energía renovable, seguido por la geotérmica, el viento, biomasa y el sol.


Datos que se superarán


Según estimaciones de ICE la generación eléctrica renovable por fuente que se alcanzó en 2016 se podría superar fácilmente este año con la entrada de nuevas plantas (datos 2016 en porcentajes)

Agua 74,3
Geotérmica 12,4
Viento 10,6
Biomasa 0,7
Sol 0,01
Total 98,2

 

Ver comentarios