Ottón Solís: “si los diputados quieren un mes de vacaciones que renuncien al salario”
Enviar

“Incomprensible”, así catalogó Ottón Solís, diputado oficialista, la posibilidad de que sus colegas se vayan un mes de vacaciones, en medio de la campaña electoral y dijo que la única manera de apoyarlo sería que renuncien a sus salarios y a los cupones de combustible por ese período.

El Congreso ahorraría cerca de ¢240.6 millones por esta decisión, más el dinero que provenga de la no utilización de vehículos de la Asamblea, horas extra del personal, costos de la soda de los diputados y electricidad, etc.

La petición fue expresada mediante una misiva al directorio legislativo y a los jefes de fracción.

Olivier Jiménez, congresista del PLN y William Alvarado, del PUSC, apoyan la iniciativa a título personal como una manera de prepararse para el proceso electoral que se avecina.

En contraparte, los jefes de fracción: Edgardo Araya, del Frente Amplio; Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana; Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional y Natalia Díaz, del Movimiento Libertario, consideran que quedan muchos temas en agenda que se pueden resolver durante enero y que la medida sería irresponsable.

Estas bancadas defienden la tesis de que si alguno de los candidatos a la Presidencia quiere dedicarse a la campaña electoral debería solicitar un permiso sin goce de salario.

Esta no sería la primera vez que se aprueba esta medida ya que el 3 de diciembre de 2013, los legisladores ratificaron un receso de 46 días y se mantuvieron libres desde el 23 de diciembre hasta el 4 de febrero, dos días después de la elección presidencial.


Ver comentarios