Ottón Solís: “si los diputados quieren un mes de vacaciones que renuncien al salario”
"La única manera de apoyarlo sería que renuncien a sus salarios y a los cupones de combustible por ese período", aseguró Ottón Solís, diputado oficialista. Esteban Monge/La República.
Enviar

“Incomprensible”, así catalogó Ottón Solís, diputado oficialista, la posibilidad de que sus colegas se vayan un mes de vacaciones, en medio de la campaña electoral y dijo que la única manera de apoyarlo sería que renuncien a sus salarios y a los cupones de combustible por ese período.

El Congreso ahorraría cerca de ¢240.6 millones por esta decisión, más el dinero que provenga de la no utilización de vehículos de la Asamblea, horas extra del personal, costos de la soda de los diputados y electricidad, etc.

La petición fue expresada mediante una misiva al directorio legislativo y a los jefes de fracción.

Olivier Jiménez, congresista del PLN y William Alvarado, del PUSC, apoyan la iniciativa a título personal como una manera de prepararse para el proceso electoral que se avecina.

En contraparte, los jefes de fracción: Edgardo Araya, del Frente Amplio; Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana; Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional y Natalia Díaz, del Movimiento Libertario, consideran que quedan muchos temas en agenda que se pueden resolver durante enero y que la medida sería irresponsable.

Estas bancadas defienden la tesis de que si alguno de los candidatos a la Presidencia quiere dedicarse a la campaña electoral debería solicitar un permiso sin goce de salario.

Esta no sería la primera vez que se aprueba esta medida ya que el 3 de diciembre de 2013, los legisladores ratificaron un receso de 46 días y se mantuvieron libres desde el 23 de diciembre hasta el 4 de febrero, dos días después de la elección presidencial.

Ver comentarios