Enviar
Otro desafío


El presidente electo estadounidense, Barack Obama, que ya debía encarar los desafíos de la profunda crisis económica y del atolladero afgano, ahora deberá agregar el intrincado conflicto israelo-palestino a su lista de prioridades a partir de su asunción el 20 de enero.
“Manifiestamente, la situación se ha puesto todavía más complicada en el transcurso de los dos últimos días y de las últimas semanas”, pero Obama está determinado a trabajar por la paz, declaró David Axelrod, uno de los próximos consejeros del presidente.
Obama, que se encuentra de vacaciones en Hawai, recibió una síntesis de los servicios de inteligencia estadounidenses y “vigila la situación”, dijo Axelrod en la cadena de televisión CBS.
Ver comentarios