Enviar
Mandatario nicaragüense le expresó a Laura Chinchilla su anuencia a dialogar sobre aspectos “polémicos”
Ortega quiere limar asperezas con Costa Rica

Con una actitud más receptiva que con la que ha recibido a Oscar Arias, presidente de la República, Daniel Ortega, mandatario de Nicaragua le expresó a Laura Chinchilla su anuencia a “avanzar” en una agenda común entre ambas naciones y dejar de lado los aspectos que han causado “polémica” entre ambas naciones.
Ayer cerca de la 7 p.m. Chinchilla y Ortega se encontraron en la base aérea del aeropuerto Internacional de Managua, para sostener un encuentro en privado, esto después de una demora de casi dos horas por imprevistos en la agenda del nicaragüense, quien se encontraba en Venezuela y hoy estará en Bolivia
“La recibimos con el mayor calor, con el mayor cariño y sentimientos de respeto para el pueblo de Costa Rica”, expresó Ortega, quien acababa de llegar de Venezuela, donde participó en los festejos de la Independencia.
Ortega recordó los lazos históricos que unen a Nicaragua y Costa Rica desde la independencia de Centroamérica en 1821 y las batallas que ambos pueblos libraron “contra el expansionismo yanqui” en la región.
Chinchilla arribó a Managua a las 6.40 p.m. y fue recibida por Ortega y su esposa, Rosario Murillo, quienes 40 minutos antes habían llegado desde Venezuela, donde se encontraban en la ceremonia de la conmemoración del Bicentenario de Independencia de esa nación.
Por su parte, Chinchilla le respondió resaltando el agradecimiento para los miles de nicaragüenses que en el país han sido “manos laboriosas, que han levantado nuestros edificios, recogido las cosechas y hasta criado a nuestros hijos”.
“Venimos a reafirmar voluntad que tenemos de avanzar lo mas rápido posible (en la agenda regional) para evitar los problemas que hoy nos aquejan” como “la pobreza, la desigualdad, la violencia y las drogas”, remarcó Chinchilla.
Reiteró, además, la voluntad de “seguir colaborando” con Nicaragua para resolver los problemas migratorios y fronterizos.
“Traemos hoy una agenda para conversar con Ortega” al respecto, adelantó Chinchilla, antes de iniciar una reunión privada con el mandatario nicaragüense.
Nuestra nación es el tercer socio comercial de Nicaragua en Centroamérica y el destino de más de medio millón de inmigrantes nicaragüenses que han abandonado su país a causa del desempleo y la pobreza.
La reunión entre Ortega y Chinchilla estuvo marcada por los inconvenientes, pues a mitad de la tarde de ayer se desconocía si el mandatario nicaragüense asistiría al encuentro, pues se desconocía si regresaría a Managua o si de Caracas viajaría a Bolivia a un encuentro con Evo Morales, presidente de esa nación.
Para esta mañana la Presidenta electa tiene prevista una reunión con Ricardo Martinelli, presidente de Panamá en la capital de ese país.

Carlos J. Mora
[email protected]
Ver comentarios