Oro se encamina a mínimo de dos años
Enviar
Oro se encamina a mínimo de dos años

Seattle -- El oro, el metal que tuvo un alza durante cada recesión estadounidense en los últimos tres decenios, puede caer a un mínimo de dos años según la amenaza de deflación limita su atractivo.
La cantidad de futuros de oro que se tiene en Nueva York se ha desplomado 48% respecto de su apogeo del 15 de enero, de acuerdo con datos compilados por Bloomberg. Los precios cayeron 17% el mes pasado a $724,55 por onza en Londres. El metal puede descender a $600 para fin de año por primera vez desde el 2006, dijo Joel Crane, estratega de Deutsche Bank AG en Nueva York.
En tanto el oro subió desde el 2000 conforme la economía mundial se expandía y el dólar se debilitaba durante cinco de los últimos seis años, el índice Reuters/Jefferies CRB de 19 materias primas ha retrocedido 43% después de llegar a su máximo histórico en julio al desacelerarse las economías por todo el mundo ante la contracción de los mercados de crédito, incluso un 0,3% la de Estados Unidos en el tercer trimestre. En vez de ofrecer seguridad a los inversionistas, el oro ha descendido casi 31% desde que alcanzó un récord de $1.033,90 por onza en Nueva York el 17 de marzo.
“El oro no se considera un refugio, porque los inversores lo ven como parte de la clase de las materias primas”, dijo Crane en una entrevista. “Ahora mismo decir materias primas es como decir una mala palabra. Durante este lío de la crisis crediticia, el efectivo ha sido rey”.
Deutsche Bank prevé que el oro, con una baja de 13% este año en Londres, valga un promedio de $861 en 2008 y $750 el año próximo. La semana pasada, UBS AG redujo su pronóstico del 2009 a $700 desde $825. El oro para entrega inmediata ha tenido un valor promedio de $887,31 este año.
El oro subió alrededor de 220% esta década hasta junio inclusive según las economías en expansión, especialmente en mercados emergentes, atizaron la demanda de materias primas y elevaron el riesgo de inflación. En tanto el índice CRB subió más de 125% durante ese periodo, el índice Standard & Poor's 500 cayó 13% y el índice U.S. Dollar, que mide esta moneda contra las de seis de los mayores socios comerciales de Estados Unidos, se debilitó 29%.
La demanda del oro se desvaneció por las expectativas de que los intentos del Gobierno de Estados Unidos de rescatar el sistema bancario y la decisión de la Reserva Federal de reducir su tipo de interés meta para los préstamos de un día entre bancos a 1%, lo mínimo en 50 años, ayuden a la mayor economía del mundo a recuperarse más rápidamente que la de Europa. La combinación de los precios menguantes de las materias primas y la creciente demanda de activos basados en dólares puso fin al mercado alcista del oro.

Ver comentarios