Logo La República

Lunes, 25 de marzo de 2019



EDITORIAL


Orden en el fútbol

| Viernes 11 junio, 2010



Orden en el fútbol
Si empezamos un nuevo proceso con miras al Mundial Brasil 2014 arrastrando la incompetencia del pasado, simplemente y desde ya podemos tirar al bote de la basura los próximos cuatro años

El inicio hoy de la Copa Mundial Fifa Sudáfrica 2010 y el hecho de que Costa Rica no esté entre los países participantes deja claro que en nuestro país no se hicieron bien las cosas; por eso estamos pagando el precio de nuestra propia incompetencia.
En el fútbol, como en cualquier otra rama deportiva, se requieren disciplina, organización y planificación para obtener objetivos. La suerte, los “casi casi”, o los lamentos por malos arbitrajes u otras situaciones solo son excusas que generalmente esconden males como la improvisación, desorganización y toma de malas decisiones.
La dirigencia del fútbol nacional sabe que Costa Rica por lo menos tiene el nivel para ir al Mundial como tercer puesto de la Concacaf, detrás de México y Estados Unidos, y por ello, un día como hoy en que empieza la gran cita planetaria del fútbol deben cuestionarse por qué no estamos ahí.
Muy fácil sería hablar de los 20 segundos durante el partido ante Estados Unidos y de muchas otras excusas más, pero lo cierto es que nuestros futbolistas dentro de la cancha, y nuestros dirigentes, fuera de ella, no tuvieron la capacidad para darle un final feliz a la fase clasificatoria.
Ahora, si queremos empezar bien el nuevo proceso lo primero es poner los pies sobre la tierra y hacer un inventario de nuestra realidad futbolística.
¿Qué tenemos y qué no tenemos? ¿Cuáles son nuestras fortalezas y debilidades? ¿Cuáles nuestras limitaciones en infraestructura? Y sobre todo, ¿qué somos realmente en el concierto del fútbol mundial? Solo así podremos programar hacia dónde queremos ir y cuál es la meta a la que deseamos llegar.
Tras la eliminación de Costa Rica del mundial solo hubo lamentos. A nivel dirigencial a nadie se destituyó, mucho menos hubo renuncias, la culpa fue de los 20 segundos en Estados Unidos. Si empezamos un nuevo proceso arrastrando la incompetencia del pasado, simplemente y desde ya podemos tirar al bote de la basura los próximos cuatro años.
El fútbol de Costa Rica requiere, entre otras cosas, un campeonato más competitivo, mejor infraestructura, buenos procesos de ligas menores, asesoría profesional para la dirigencia en cuanto a los procesos de selecciones nacionales y una buena calendarización que permita que el desarrollo del campeonato local no choque con los procesos de selección.
Todo lo anterior se resume en que el balompié de Costa Rica requiere orden, porque más que nuestras limitaciones futbolísticas, lo que nos saca de mundiales como el de Sudáfrica y otras competencias internacionales, es el desorden que impera en el ámbito nacional.