Enviar
Confianza de los consumidores es una señal positiva
Optimismo tico con economía gringa
Repunte de Estados Unidos sería beneficioso para Costa Rica

Este año traería un respiro para la economía costarricense, a raíz de varios indicios positivos estadounidenses.
Dado que se trata de nuestro principal socio comercial, el comportamiento gringo repercute directamente a nivel local.
La recuperación de empleo, la confianza de los consumidores y el precio de las viviendas en Estados Unidos son de los principales indicadores que muestran un panorama alentador de cara a este año.
Por su parte, es necesario considerar que existen varios elementos de riesgo, incluidos los temas del petróleo e inflación, los cuales mantienen latente la posibilidad de que las previsiones económicas varíen.
La economía estadounidense ha iniciado este año con cifras alentadoras, los datos resultan todavía más agradables debido a que los pronósticos iniciales eran mucho menos optimistas.
La importancia de los factores económicos estadounidenses a nivel local, se debe a la fuerte relación comercial existente entre Costa Rica y la principal potencia económica a nivel mundial.
Los datos que indican un mejor año estadounidense, son el nivel de desempleo, la confianza de los consumidores en el mercado y el valor de las casas, los cuales son un buen parámetro de la economía en general.
El nivel del desempleo es uno de los aspectos que más han preocupado a los estadounidenses, debido a ha tenido grados muy altos desde que golpeó más fuerte la crisis.
Sin embargo, el dato del desempleo de diciembre del año anterior, registró una recuperación de más de 200 mil puestos, la tasa de desempleo actual es la más baja en los últimos tres años.
Por cierto, por sexto mes consecutivo la ganancia neta de empleos fue mayor a los 100 mil puestos, según el departamento de estadísticas laborales de Estados Unidos.
La recuperación de empleos demuestra que los empresarios experimentan un aumento en la demanda de bienes y servicios que producen, lo cual los obliga a contratar más personal.
En lo que al optimismo de los consumidores estadounidenses se refiere, este continúa creciendo, tal y como lo muestra el Indice de Confianza del Consumidor, cálculo que realiza mensualmente la organización de análisis económicos The Conference Board.
Para diciembre hubo un repunte del 10% con respecto al mes anterior, para situarse en el nivel del 64,5%, en noviembre anterior.
Por su parte, los precios de las viviendas en general continúan a la baja.
La medición se realiza a través del índice de precios de las casas Case-Shiller, que ha venido registrando un continuo descenso desde la crisis de 2008.
En lo que al mercado de automóviles se refiere, este tuvo un año positivo, en 2011 las ventas repuntaron en casi diez puntos porcentuales en comparación con el año anterior.
Con un total de 12,8 millones de autos vendidos, el año anterior fue el mejor periodo para la industria automotriz estadounidense desde 2008.
Se espera que para 2012 continúe el incremento en autos vendidos, esto debido a que los compradores están consumiendo más libremente debido a que actualmente existen mayores facilidades de financiamiento disponibles.
Relacionado con la parte gubernamental estadounidense, esta ha puesto también de su parte en cuanto a presupuesto.
Una de las medidas sobre las cuales más se ha discutido es el tema de los recortes presupuestarios, especialmente en lo referente a gasto militar así como los fondos destinados a su sistema de recaudación fiscal.
Los recortes en el presupuesto han surgido como la principal respuesta a la situación del endeudamiento soberano norteamericano, que el año pasado experimentó una crisis de calificación.

Bernal Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios