Enviar
Ingobernabilidad y estancamiento del país podrían darse por problemas de jefatura verdiblanca
Oposición demanda claridad en Liberación
Varios jefes de fracción contrarios al gobierno consideran que Viviana Martín no debe seguir al frente de los verdiblancos

Los partidos de oposición en el Congreso temen que la disputa interna en el Partido Liberación Nacional (PLN) genere mayor ingobernabilidad, así como un estancamiento de proyectos vitales para el país.
Ante esta situación, los jefes de fracción de la oposición demandan a los verdiblancos, mayor claridad en cuanto a la dirección de su bancada, pues los dos bloques existentes complicarían la negociación y la firmeza de los acuerdos con los liberacionistas.
Asimismo, aunque reconocen que no les compete la situación interna del PLN, algunos jefes de fracción manifiestan abiertamente que Viviana Martín no debe seguir al frente de las filas verdiblancas.
“Recordemos que los acuerdos de jefes de fracción son compromiso, pero bajo la coyuntura actual, no sabemos si esos compromisos tienen validez dentro del PLN, entonces esa dicotomía trae incertidumbre en las conversaciones y negociaciones. Doña Viviana debe valorar si continúa en el cargo o no, porque puede afectar al gobierno, si yo estuviera en sus zapatos, preferiría irme por dignidad”, indicó Danilo Cubero, jefe de fracción del Movimiento Libertario.
Desde la semana pasada la bancada del PLN ha mantenido una fuerte división en torno a la jefatura de fracción. El lunes, por recomendación de Laura Chinchilla, presidenta de la República, Martín fue seleccionada para continuar en el cargo por un año más, gracias al apoyo de 13 de sus compañeros.
Sin embargo, un día después los restantes 11 legisladores del PLN visitaron a la mandataria en Casa Presidencial, para informarle que aunque reconocían a Martín como jefa de fracción, habían decidido nombrar a la diputada Sianny Villalobos como vocera de su grupo con las demás fracciones, además de interlocutora frente al Poder Ejecutivo.
La división en las filas verdiblancas se da en momentos en que el gobierno recibe a Carlos Ricardo Benavides como nuevo ministro de la Presidencia, tras la salida de Marco Vargas el lunes pasado.
“Creo que el inicio de Benavides se ve deslucido y debilitado por este conflicto que ha generado dos grupos claramente visibles en Liberación. En la mayoría de los casos se dan votaciones y aunque los márgenes sean mínimos, los perdedores aceptan los resultados sin chistar, sin embargo, en este caso el asunto es muy diferente, ya que hay un grupo de 11 diputados que se muestra en rebeldía sobre los intereses de la propia Presidenta, así será muy difícil avanzar en el Congreso”, aseveró José María Villalta del Frente Amplio.
Las críticas de la oposición fueron descalificadas por Martín, quien indicó que no hay por qué temer, ya que poco a poco todo se calmará en el PLN.
Asimismo, indicó que no renunciará a su puesto, ya que ese es un capítulo cerrado.
“Todos los años, cuando se acerca el 1º de mayo y con ello el cambio en la jefatura de fracción de los partidos, surge este tipo de divisiones, pero una vez que se supera ese trámite, las aguas vuelven a su nivel. En ese sentido, estamos haciendo un esfuerzo para la lograr la unidad dentro del PLN. El capítulo de la jefatura de fracción ha sido cerrado”, concluyó Martín.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios