Logo La República

Miércoles, 16 de octubre de 2019



MAGAZINE


Oportunidad hacia Oriente

Sofia Ramirez [email protected] | Viernes 10 diciembre, 2010



Oportunidad hacia Oriente
Procomer busca opciones de negocios para las empresas costarricenses en Japón

¿Cómo se puede fomentar el comercio entre Japón y Costa Rica?

Dando a conocer el sistema de comercialización que se practica en Japón, en este momento es el segundo mercado más importante después de Estados Unidos, seguido de cerca por China. Es importante que el exportador se eduque tanto en las estrategias y comercialización que demanda un mercado tan grande, como en la cultura japonesa. Informar a los comerciantes es clave en este aspecto.

¿Qué necesitan los empresarios para ingresar a este mercado?

Pasión, motivación y paciencia. Identificar las necesidades del consumidor japonés. Una vez que se entiendan las bases de importación y exportación a ese mercado, lo que sigue es hacer contacto con importadores y distribuidores. Si no se tiene éxito en el primer intento, hay que probar de nuevo, no se debe desistir; por eso la paciencia es clave. En febrero está programada una feria para la introducción de productos centroamericanos, este tipo de eventos son una gran oportunidad para contactar tanto a distribuidores directos, como a firmas de comercio internacional.

¿Qué busca Japón de las empresas costarricenses?

El consumidor japonés se preocupa mucho por su salud, pero también disfruta de productos nuevos e innovadores. Además, los suplementos alimenticios como vitaminas y extractos frutales pueden tener mucho éxito en Japón. El intercambio comercial entre Costa Rica y Japón tiene un futuro muy prometedor. Ambos países tienen ideologías similares, la honestidad, el trabajo duro y la apreciación del recurso humano, son principios básicos que facilitan las negociaciones comerciales.

¿Cómo se pueden incrementar las exportaciones hacia Japón?

Hay que tener en cuenta que el mercado japonés por ser más grande, puede llegar a demandar mucho más. La preparación de los comercios costarricenses es clave. Aunque al principio el comerciante japonés es conservador en su compra, siempre busca satisfacer las necesidades del consumidor a un 100%. Esto significa que en caso de que un producto llegue a tener éxito, el exportador debe estar preparado para responder a una demanda más alta de la que puede estar acostumbrado. El principal inconveniente en Costa Rica es el transporte de la mercadería, no se cuenta con embarques directos a Japón, es necesario pasar por puertos en México o Estados Unidos para llegar a Oriente. Esto aumenta los costos hacia Japón.

Sofía Ramírez
[email protected]





© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.