ONU pide acciones contra tráfico humano
Enviar

ONU pide acciones contra tráfico humano

201305131623471.trafico-de-personas.jpg
La ONU hizo hoy un llamamiento a la comunidad internacional para poner fin al tráfico humano en el mundo, un oscuro negocio que mueve $32 mil millones al año y en el que caen atrapados unos 2,4 millones de personas.

"No se pueden escatimar esfuerzos para acabar con estas formas de esclavitud que afectan a millones y ayudar a las víctimas a reconstruir sus vidas", dijo  Vuc Jeremic, presidente de la Asamblea General durante un debate sobre tráfico humano en la ONU.

Desde el tráfico de personas con fines de explotación sexual y el reclutamiento de niños soldados hasta los casos de hombres y mujeres obligadas a trabajar en el servicio doméstico en condiciones de esclavitud.

Jeremic dijo que para acabar con el tráfico humano hace falta una acción coordinada de las fuerzas de seguridad, agentes fronterizos, inspectores de trabajo, jueces, fiscales, personal diplomático de embajadas y consulados, y mayor sensibilidad hacia las víctimas.

La Asamblea General aprobó en 2010 un plan de acción global en contra del tráfico de personas que se ideó para que los países llevaran a cabo actuaciones concretas para prevenir el tráfico de personas, proteger a las víctimas y perseguir a los responsables.

Además la ONU destaca la necesidad de ratificar tratados como el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, sobre todo mujeres y niños, firmado ya por 154 países, o la Convención contra la Delincuencia Organizada Transnacional, por 175.

"El tráfico de seres humanos es una cadena viciosa que une a víctimas con criminales. Debemos romper esa cadena con la fuerza de la solidaridad humana", añadió el diplomático, quien insistió en la importancia de escuchar a las víctimas.

Datos de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, el tráfico de personas genera cada año beneficios de unos $32 mil millones para los responsables de las redes internacionales.

La trata con fines sexuales representa el 58% de los casos y para explotación laboral el 36%, mientras que en África y Asia se detectan más casos con fines de trabajo forzoso y los de explotación sexual son más frecuentes en Europa y las Américas.


Ver comentarios