Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



GLOBAL


ONU busca rescatar avances en lucha ambiental

| Martes 12 febrero, 2008



ONU busca rescatar avances en lucha ambiental

Branson retó a los 20 países más ricos del mundo a igualar su premio de $25 millones a la propuesta que permita combatir el calentamiento global


Naciones Unidas
EFE

La Asamblea General de la ONU animó ayer a los países a proseguir la lucha contra el cambio climático, y así evitar que los relativos avances logrados en diciembre pasado en Bali (Indonesia) se diluyan en el conformismo.
Así el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, abrió ayer un debate que se prolongará hasta hoy, durante el que pidió a los países desarrollados que encabecen esa lucha, pero también hizo un llamamiento global a que todas las naciones se unan al sector privado y a las organizaciones civiles para aprovechar el apoyo general a ese combate.
“Cuanto más ambiciosos sean los compromisos de los países desarrollados, más acciones se pueden esperar de los países en desarrollo. Cuantas más acciones tomen los países en desarrollo, más ambiciosos serán los desarrollados”, dijo Ban.
Una decena de ministros y representantes de más de 115 países, junto a caras conocidas como el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y el empresario británico Richard Brans
on, participan hoy y mañana en la discusión sobre cuáles son los próximos pasos después de Bali.
“Si 2007 fue el año en que la lucha contra el cambio climático se situó en el primer lugar de la agenda internacional, este 2008 es el momento para la acción concertada”, indicó Ban.
El máximo responsable de Naciones Unidas aseguró que los países desarrollados “tienen que ir inequívocamente a la cabeza, pero el éxito solamente está asegurado si todos los países actúan”.
En las discusiones previas al inicio de la Asamblea General en septiembre pasado, los países acordaron que la lucha contra ese problema debe hacerse desde el multilateralismo y desde la ONU, como foro más apropiado para dirigirla.
Tras la crucial conferencia en diciembre en la isla indonesia, los responsables de la ONU temen que el relativo éxito logrado allí se transforme en conformismo.
Esa conferencia concluyó con un acuerdo firmado por 187 países que supone la admisión por parte de los firmantes, incluido Estados Unidos, de la necesidad de un acuerdo global más ambicioso que el Protocolo de Kioto.
El presidente de la Asamblea General, Srgjan Kerim, reiteró que el propósito de estos dos días de debate es apoyar las negociaciones previas a la cumbre que se celebrará en 2009 en Copenhague, en la que se espera sellar el acuerdo que sustituya a Kioto.
“El costo de no tomar ninguna medida es veinte veces mayor que el de actuar”, aseguró.
El grupo de trabajo de la ONU sobre el Cambio Climático, que en 2007 recibió el premio Nobel, considera que las emisiones contaminantes que producen el efecto invernadero tienen que reducirse en 2020 entre el 25 y el 40% de los niveles de 1990, y llegar a 2050 habiendo rebajado esos porcentajes a la mitad.
Al término del debate, el alcalde de Nueva York, que es conocido por sus posiciones medioambientalistas, reclamó que la amenaza del cambio climático sea una prioridad para Estados
Unidos tanto como los son ya el terrorismo y la proliferación de las armas nucleares.
“El terrorismo mata, las armas nucleares tienen el potencial de matar a un gran número de personas. El cambio climático nos puede matar a todos”, aseguró Bloomberg.
En su intervención señaló que Estados Unidos debe “establecer reducciones reales que esté obligado a cumplir” como condición previa para asegurar el éxito de las negociaciones del nuevo tratado.
Reiteró su respaldo a la creación de un impuesto a las emisiones como la mejor herramienta para reducirlas porque “mientras no haya una penalidad o un coste asociado a la producción de gases del efecto invernadero, no habrá incentivos para restringirlas”. Bloomberg aseguró que ante la pasividad de Washington en este asunto, han sido las grandes ciudades del país como Nueva York las que han tomado la iniciativa en la adopción de políticas ecológicas.
En ese sentido, aprovechó la ocasión para anunciar que la Gran Manzana reducirá “a corto plazo” en un 20% el uso de madera proveniente de bosques tropicales.
En esta ocasión como ya hizo Ban en septiembre pasado, la ONU ha invitado a grandes personalidades mediáticas o populares, como el empresario británico Richard Branson o la actriz Daryl Hannah para aprovechar que el debate sobre la lucha contra el cambio climático ha calado en la sociedad.
Branson retó a los 20 países más ricos del mundo a igualar su premio de 25 millones de dólares a la propuesta científica que permita combatir el calentamiento global.
Al mismo tiempo, el propietario del Grupo Virgin propuso la creación de un “gabinete de guerra” en el que se centre el combate a la emisión de gases, y afirmó que “en tiempos de crisis, el espíritu humano puede convertir lo imposible en posible”.
El secretario ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, Yvo de Boer, apostó por iniciar las negociaciones previas a Copenhague por la transferencia de tecnología “ecológica” y la concesión de “recompensa” para evitar la destrucción de bosques, puntos en los que hay un mayor consenso.