Enviar

ONU acusa atención de heridos sirios

201309130835341.siria-ambulancia.jpg
El Gobierno sirio impide de manera sistemática y como una "política" de Estado que los heridos que provienen de zonas controladas por la oposición o próximas a ellas sean atendidos, a través de acciones como ataques contra unidades médicas, hospitales y personal médico.

Así lo ha denunciado hoy la comisión investigadora de la ONU para Siria, en un informe centrado en los asaltos a centros médicos en el contexto de la guerra civil de Siria.

Según este nuevo informe, las fuerzas gubernamentales han atacado "estratégicamente" hospitales, con el asalto y cierre del hospital Mouadamieh de Damasco "por atender opositores heridos" -como ejemplo más reciente-, aunque los ataques más graves se han producido en Homs y Alepo.

Homs fue objeto de varios bombardeos desde helicópteros entre febrero y marzo de 2012, enfocados a tres hospitales de campaña situados a las afueras, próximos a zonas rurales donde prestaban asistencia de emergencias; y la sala de operaciones de uno de ellos quedó completamente destruida.

En Alepo, el hospital público Dar Al Shifa sufrió ataques aéreos semejantes en agosto de 2012, además de ser alcanzado por un proyectil en noviembre de ese año; ataques que causaron varios muertos y heridos, y destruyeron gran parte de la infraestructura del hospital.

Ver comentarios