Ola de frío revitaliza centrales de carbón
Las masas de aire ártico que bajan desde el Polo Norte llevaron los precios de la electricidad hasta 10 veces más que el promedio del año pasado. AFP/La República
Enviar

Ola de frío revitaliza centrales de carbón

La ola de frío puede llegar a inyectar nueva vida a viejas centrales de carbón y nucleares en los Estados Unidos.
Las masas de aire ártico que bajan desde el Polo Norte llevaron los precios de la electricidad hasta 10 veces más que el promedio del año pasado en muchas partes del país y amenazaron a algunas ciudades con apagones invernales.


También alentaron a las empresas de energía a pedir que se extiendan las vidas de las centrales de carbón, más viejas y más sucias, así como también de los reactores nucleares viejos.
Pese a la campaña conjunta de ecologistas y especialistas en salud pública destinada a frenar su uso, el carbón, el combustible más abundante y barato del mundo, está resultando globalmente resistente.
En los Estados Unidos, los precios del gas natural en alza están empujando a las empresas de servicios eléctricos a volver al carbón en niveles que no se veían desde 2011.
El Edison Electric Institute, grupo del sector de empresas de servicios eléctricos en manos de sus inversores con sede en Washington, se está sirviendo ahora de la última serie de olas de frío para intensificar su presión sobre la administración Obama y los reguladores estatales con el fin de mantener vivos los generadores nucleares y de carbón.
“He venido defendiendo la diversidad de los carburantes para no depender excesivamente de ninguna fuente de combustible en particular”, dijo el presidente del grupo, Thomas Kuhn, durante una entrevista en la sede de Bloomberg News en Nueva York el 11 de febrero. “A nivel regional, es algo que queremos tener siempre presente”.
La reciente temporada de frío puso al descubierto la vulnerabilidad del sector eléctrico en la medida que se han retirado más centrales de carbón, dijo Roshan Bains, director del grupo de empresas de servicios, energía y gas en Fitch Ratings Ltd.
Es posible que los operadores de la red eléctrica y los reguladores intenten cambiar los incentivos de mercado para mantener las centrales de electricidad más viejas en funcionamiento, dijo Paul Patterson, analista de Glenrock Associates LLC en Nueva York. Los estados de New England podrían ampliar los contratos y los pagos a los operadores nucleares para impedir que cierren, dijo el banco de inversión UBS AG en una nota de investigación con fecha 20 de febrero.
La ola polar dio mayor énfasis a los argumentos del sector energético relativos a la necesidad de mantener funcionando algunas unidades nucleares y de carbón más viejas en vez de reemplazarlas por gas, dijo Julien Dumoulin-Smith, analista de UBS en Nueva York. “La cuestión no es si los mercados de energía harán algo sino qué harán para resolver” el problema de la diversidad de combustibles, dijo.
El senador estadounidense Joe Manchin, demócrata por West Virginia, presentó una propuesta en marzo del año pasado para frenar el financiamiento de las nuevas regulaciones que fijan emisiones de dióxido de carbono más altas para nuevas centrales de electricidad alimentadas con carbón. En septiembre, el senador estadounidense Rob Portman, republicano por Ohio, emitió un comunicado en su sitio Web donde criticaba las regulaciones, diciendo que costarían empleos y perjudicarían a los usuarios de electricidad.


Bloomberg


Ver comentarios