Ojo con el viento
Enviar
Ojo con el viento

Este factor puede influir en un 60% o 70% en un juego

Dinia Vargas
[email protected]


Es uno de los factores ambientales que generan más problemas a los jugadores cuando se hace presente en el campo del golf, es invisible e impredecible, se llama viento.
Los golfistas en muchas ocasiones se quejan porque el viento influyó en su juego, especialmente si no quedan en una buena posición.

El viento es difícil de controlar, como lo demostraron los profesionales que acaban de enfrentarse a este enemigo, en el último Open Británico, donde el viento dijo presente en el campo del Royal Birkdale, muy característico en esos países europeos.
Esto quedó muy claro en las declaraciones de los diferentes actores, cuando mostraban sus molestias con respecto al viento, “las condiciones estaban increíblemente difíciles, el viento era incontrolable”, dijo Phil Mickelson.
Parecida opinión dio el argentino Andrés Romero, después de concluir uno de los días de juego en el Open, “creo que fue el peor día, el viento soplaba muy fuerte y bueno creo que eso me enseñó que hay que jugar muy, pero muy tranquilo”, aseguró
A la hora de jugar en un campo el viento puede estar a favor, en contra o cruzado, por lo que se convierte en otro obstáculo, además de los que presenta el respectivo lugar.
“El viento puede definir torneos, influye en un juego en un 60% o 70%, en Costa Rica hay muchos campos en los que uno puede topar con el factor viento, en los primeros meses del año, especialmente, como en Valle del Sol o en Pinilla”, comentó Randolf Víquez, profesional de Campo Monterán.
Cuando el jugador se
topa con este tipo de inconvenientes debe procurar manejarlo lo más que pueda, y tratar de que esto no lo haga sentir incómodo en el campo de juego, ya que puede desconcentrarse de su objetivo.
Según Víquez, muchos de los efectos que se le hacen a la bola no funcionan si se cuenta con este elemento, “si el viento está a favor la bola tiende a permanecer más tiempo en el aire, por lo que es recomendable hacer el swing más suave, y usar palo menos, ya que el viento se encarga de empujar la bola hacia adelante”, explicó.
Mientras, que cuando el viento está en contra lo mejor es tratar de atacar la bandera, para que el viento detenga la bola, eso permitirá que quede por lo menos cerca del green, también es importante usar palos más, señaló Víquez.
Y si el viento es cruzado, es decir, de izquierda o derecha, es cuando mayor problema crea, ya que ante cualquier tiro la bola puede salirse del fairway, por lo que el jugador debe calcular cuánto puede mover la bola en el aire.
Otra de las recomendaciones hechas por el Golf Pro de Monterán es que cuánto más se levante la bola, más influirá el viento en su trayectoria, y para esto es ideal usar bolas con trayectorias bajas o echar el peso
del cuerpo hacia delante, adelantar las manos y girar el cuerpo más lento para que a la hora de golpear la bola salga más lento, es decir evitar el spin y con esto el viento no influye tanto en su trayectoria.
Cada jugador tiene sus propios gustos, mientras algunos prefieren jugar con el viento a favor, hay otros que prefieren que este factor este en contra.


Consejos

* No pelear, ni enojarse con el viento, juegue con tranquilidad.
* Analice hacia dónde está corriendo el viento.
* Identifique el palo que más le conviene.
* Tome la postura cuantas veces sea necesario, hasta que se sienta cómodo.

Ver comentarios