Oficinas de Volkswagen fueron registradas por escándalo de motores
Volkswagen estuvo comunicando que estará colaborando con las investigaciones. AFP/La República
Enviar

Oficinas de Volkswagen fueron registradas por escándalo de motores

 Las autoridades alemanas registraron las oficinas del grupo Volkswagen, envuelto en escándalo por la manipulación de las emisiones de los motores diésel de sus vehículos, informó el día de ayer la Fiscalía de Braunschweig.
Se han llevado a cabo registros en Wolfsburgo y otros lugares, indicó la Fiscalía que investiga las denuncias presentadas contra el mayor fabricante automotor de Europa después de que saliera a la luz que había instalado motores manipulados en once millones de coches.
El objetivo de estos registros es preservar los documentos y dispositivos de almacenamiento de datos que pudieran servir para ofrecer información sobre la manera de proceder exacta en la manipulación de los valores de emisiones del tubo de escape de los vehículos diésel y sobre los trabajadores que participaron en ella y sus identidades, explicó la Fiscalía.
Los registros fueron llevados a cabo por tres Fiscalías con apoyo de las Oficinas regionales de Lucha contra la Criminalidad.
Agregaron sobre la operación llevada a cabo después de que Volkswagen reconociera haber instalado un software en los motores para activar un mecanismo para limitar las emisiones del vehículo al percatarse de estar siendo sometido a un control técnico, pero que se desactivaba en carretera.
Los principales institutos económicos de Alemania alertaron el día de ayer de los riesgos que el escándalo de la manipulación de los motores de Volkswagen puede tener en las exportaciones alemanas en todo el mundo.
Volkswagen es un fabricante de gran relevancia, que pone en circulación al año cerca de un millón de automóviles en Alemania y diez millones en todo el mundo.
"Estas son cifras gigantescas. Si hay dificultades, esto tiene consecuencias", afirmó el director del Instituto de Investigación Económica de Berlín (DIW), Ferdinand Fichtner, durante la presentación del informe de otoño (boreal).
El daño de imagen causado por la manipulación de los valores de emisiones de los motores de VW afecta a toda la economía alemana, apuntó el experto. La marca "Made in Germany" puede verse afectada, opinó Fichtner.

DPA

 



Ver comentarios