Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Ofertas públicas podrían no repuntar hasta 2011

| Martes 06 enero, 2009



Ofertas públicas podrían no repuntar hasta 2011


Nueva York- Aunque el índice Standard & Poor’s 500 suba 24% este año, hay pocas probabilidades de una recuperación similar en las ofertas públicas iniciales de Estados Unidos.
Podría llevar hasta 2011 para que la cantidad de compañías que salen a bolsa vuelva a su nivel de 2007, según datos compilados por la Universidad de Florida.
Si bien el S&P 500 ha subido un promedio de 24% en el primer año posterior a un hundimiento del mercado, muestran los datos, se necesita en promedio 34 meses para que vuelva al ritmo del inicio de la declinación.
Esas son malas noticias para el mayor suscriptor, Citigroup Inc., y para Bank of America Corp., que se clasificó cuarto el año pasado. Las comisiones por la venta de nuevas acciones en Estados Unidos cayeron 66% en 2008, su menor nivel en cinco años, desde $2.940 millones en 2007, según datos compilados por Bloomberg.
Los bancos, cuyas acciones se derrumbaron el año pasado, no pueden contar con que el mercado estadounidense de ofertas públicas iniciales contribuya a reconstruir sus ingresos este año.
“Parece sombrío”, dijo Jay Ritter, profesor de Finanzas en la Universidad de Florida en Gainesville que ha seguido los datos sobre OPI desde 1960. “La probabilidad de un giro pronunciado es bastante baja”.
Podría haber alguna mejora este año a medida que las acciones se estabilizan. Pero una recesión, las más bajas valuaciones de lo títulos en más de 20 años y el menor número de ofertas en preparación desde al menos 2004 podrían demorar la recuperación del mercado de OPI.
Fondos de compras gestionados por Carlyle Group y Madison Dearborn Partners LP han demorado planes de liquidar inversiones a medida que las nuevas ofertas menguaban a su menor ritmo desde 1977. Las compañías pequeñas respaldadas por empresas de capital riesgo como TPG Inc. buscan otras fuentes de financiación y reducen personal.
“Hay todo un ecosistema que depende de las OPI, y este ciclo es particularmente doloroso”, dijo Lise Buyer, ex analista de Wall Street que aconseja a las compañías que intentan salir a bolsa. “Podrían pasar tres años antes de que el número de acuerdos vuelva a las alturas anteriores, pero las compañías buenas y sólidas saldrán al mercado mucho antes”, dijo Buyer, que trabajó en Google Inc. dos años ayudando a gestionar la OPI de la compañía en 2004.
Históricamente, las OPI se agotan al finalizar un mercado bajista y no empiezan a recuperarse durante meses después de un repunte, ya que los emisores e inversionistas aguardan a que haya signos de estabilidad, muestran datos compilados por la Universidad de Florida y Bloomberg.
Después de las caídas del mercado en 2000-2002 y 1973-1974, cuando el S&P 500 perdió casi la mitad de su valor, se necesitaron por lo menos 13 meses para que las OPI se recuperaran al ritmo durante el mercado bajista.
El lapso fue de 42 meses después de la caída de 1987 y de menos de seis meses después de los mercados bajistas de 1966, 1982 y 1990, cuando las acciones tuvieron menores declinaciones.
El hundimiento de 52% del S&P 500 desde su apogeo de octubre de 2007 al descenso del 20 de noviembre lo convierte en el peor mercado bajista desde 1930, según el Stock Trader’s Almanac.
La lista de nuevas OPI en preparación se está acortando, ya que 38 compañías se retiraron o pospusieron la presentación de documentos ante la Comisión de Bolsa y Valores el trimestre pasado.
Ciento sesenta y seis compañías esperaban para recurrir a los mercados públicos en busca de financiación al 23 de diciembre, según IPOHome.com, de Renaissance Capital LLC. Las mayores son Mead Johnson Nutrition Co., un fabricante de comida para bebés propiedad de Bristol-Myers Squibb Co., y Cloud Peak Energy Inc., de Wyoming, el segundo productor de carbón de EEUU. Cada una espera reunir hasta $1 mil millones.
Solo Grand Canyon Education Inc., una universidad en línea con sede en Phoenix, y Home Bancorp Inc., de Louisiana, salieron a bolsa en el último trimestre, reuniendo un total de $234 millones.
“El año próximo se caracterizará por acuerdos de muy alta calidad, porque eso es lo que quieren los inversores”, dijo Dan Cummings, cojefe de mercados de capital en Merrill Lynch & Co., durante una entrevista en diciembre. Merrill, el segundo suscriptor de 2008, fue comprada por Bank of America, de Carolina del Norte, el tercer banco de Estados Unidos por activos.
El mercado de las OPI también quedará cerrado para las compañías respaldadas por capital riesgo hasta al menos 2010, según 72 de las 400 firmas encuestadas el mes pasado por la National Venture Capital Association, una organización del sector con sede en Arlington, Virginia. Un promedio de 50 de estas compañías han salido a bolsa desde 2000, muestran datos del grupo.
Las nuevas ofertas son importantes para los bancos de inversión porque contribuyen al crecimiento en otras áreas, como el asesoramiento de fusiones y la gestión de fondos para ejecutivos enriquecidos.