Oferta de usados presionará ventas de autos en Estados Unidos
La mayor disponibilidad de modelos de dos y tres años de antigüedad con funciones de seguridad y tecnología modernas debería bajar los precios de los coches usados, que están en valores récord, y aumentar la competencia para los vehículos nuevos. Bloomberg/La República
Enviar

 Un crecimiento vertiginoso en el número de autos y vehículos utilitarios deportivos (SUV, por sus siglas en inglés) que terminan periodos de alquiler hace que los analistas proyecten presiones sobre los precios tanto de modelos nuevos como usados, lo que reduce el entusiasmo de los inversores por récords de ventas proyectados para este año.
La mayor disponibilidad de modelos de dos y tres años de antigüedad con funciones de seguridad y tecnología modernas debería bajar los precios de los coches usados, que están en valores récords, y aumentar la competencia para los vehículos nuevos.


Este año vencerán los alquileres de más de 3 millones de autos, un salto del 35% en relación al año pasado, según la Guía NADA de Autos Usados, que utiliza datos de la Red de Información Power de J.D. Power.
Es el mayor número de vehículos sin alquiler desde 2003, según Manheim Consulting.
Para prepararse para el aumento, muchas marcas y concesionarios están expandiendo sus programas certificados de propiedad previa de vehículos, que les permiten agregar una garantía prolongada y otros beneficios a vehículos usados de modelos nuevos y venderlos a una prima.
Esas ventas saltaron al récord de 2,55 millones en 2015, dijo Tom Webb, economista jefe de Manheim, quien agregó que “sin dudas” romperán otro récord en 2016.
Ese flujo de vehículos usados no bastará para amenazar la fuerza reciente de la industria automotriz, impulsada en 2015 por los precios bajos de la gasolina, el crédito disponible, descuentos cada vez mayores y un mercado de trabajo cada vez más fuerte.
Por ahora, esas fuerzas parecen haber llegado para quedarse: la Reserva Federal mantuvo sin cambios los costos del crédito la semana pasada.
Y la AAA proyecta que los precios de la gasolina sigan más baratos o comparables al promedio del año pasado, de 63 centavos de dólar por litro.
Los analistas dijeron que todo eso ayudará a elevar las ventas de autos y camionetas nuevas en Estados Unidos a 17,8 millones de unidades en 2016, con lo que superarán el récord establecido el año pasado, según una encuesta de Bloomberg.
Si bien no se espera que el récord de ventas de coches usados obstruya las ventas de vehículos ligeros nuevos este año, podría ser un problema más a largo plazo.
En 2017, las ventas anuales podrían caer por primera vez desde 2009 —a 17,6 millones—, según el promedio de ocho proyecciones de analistas en una encuesta de Bloomberg.
 


 


 


Ver comentarios