Enviar
Oeste vapuleó al Este

Bryant y O'Neal fueron los más valiosos

Phoenix, EEUU
EFE

El equipo de la Conferencia Oeste confirmó los pronósticos y la superioridad que tiene dentro de la liga al ganar por 146-119 al del Este en la 58 edición del Partido de las Estrellas, que se disputó en el US Airways Center de Phoenix.
El escolta Kobe Bryant, de Los Ángeles Lakers, junto con el pívot Shaquille O'Neal, de los Suns de Phoenix, compartieron el premio de de Jugador Más Valioso (MVP), en una decisión que sorprendió a todos por lo que hicieron ambos en el campo.
Mientras que Bryant consiguió 27 puntos, cuatro rebotes, cuatro asistencias y cuatro recuperaciones de balón para también imponerse en el duelo individual al alero LeBron James, de los Cavaliers de Cleveland, que el año pasado se quedó con el trofeo, O'Neal sólo sumó 17 tantos, menos que su compañero de equipo Amare Stoudemire.
Para Bryant fue su tercer premio de MVP en un Partido de las Estrellas (2002, 2007 y 2009), mientras que para O'Ne
al también fue el tercero después de ganarlo en el 2000 y 2007.
Junto a Bryant y O'Neal, que se reencontraron juntos por primera vez en un campo y con el mismo equipo desde el 2004 cuando jugaron por última vez con los Lakers, baja la dirección del entrenador Phil Jackson, que también dirigió al equipo de la Conferencia Oeste, Stoudemire, aportó 19 puntos con seis rebotes.
La entrega del comisionado David Stern del trofeo de MVP compartido con Braynt y O'Neal, confirmó el "circo" montado en torno al reencuentro entre ambos jugadores durante todo el llamado Fin de Semana de las Estrellas, que volvió a estar centrado exclusivamente en la venta de imagen y producto de la NBA.
El base Chris Paul, de los Hornets de Nueva Orleans, en su segundo Partido de las Estrellas, volvió a brillar con un doble-doble de 14 tantos y 14 asistencias.
Mientras que el ala-pívot español Pau Gasol, que también disputó su segundo Partido de las Estrellas, logró 14 tantos con ocho rebotes, una asistencia, una recuperación de balón y un tapón, en los 16 minutos que vio acción.
James, con 20 puntos, cinco rebotes y tres asistencias, lideró al equipo de la Conferencia Este, que siempre estuvo por detrás en el marcador y el escolta Dwyane Wade, de los Heat de Miami, aportó 18 tantos, los mismos que tuvo el alero Paul Pierce, de los Celtics de Boston.
La victoria permitió al Oeste conseguir la sexta en las últimas 10 ediciones del Partido de las Estrellas desde el 2000 para dejar el global en 35-22 favorable al Este.
La próxima edición 59 del Partido de las Estrellas se disputará en Dallas (Texas), el 14 de febrero del 2010, en el nuevo estadio que están construyendo los Vaqueros.
Antes, el sábado se cumplió con la fiesta previa montada por la NBA y los libros de historia ya tienen a dos nuevos e inesperados campeones en los concursos de hundimientos y triples.
Se trata del base Nate Robinson, de los Knicks de Nueva York, que contra todos los pronósticos le arrebató al pívot "Superman" Dwight Howard, de los Magic de Orlando, el título del concurso de hundimientos.
Robinson, que en 2006 también ganó contra todo pronóstico el concurso, volvió a utilizar la técnica de hacer el último hundimiento saltando sobre otro jugador.
Esta vez, Robinson le pidió el favor al propio Howard, éste accedió y con su ayuda -bajó la cabeza y los hombros durante el salto- logró el enceste que lo dejó campeón.
Robinson consiguió unirse a Michael Jordan, Dominique Wilkins, Harold Miner y Jason Richardson, como los jugadores que han logrado dos títulos de campeones del concurso de hundimientos.
Antes se celebró el concurso de triples y el aliciente que tenía, ver si el escolta Jason Kapono, de los Raptors de Toronto, podía conseguir su tercer título consecutivo, se mantuvo hasta la ronda final, donde la perdió ante el nuevo campeón, el desconocido Daequan Cook, de los Heat de Miami.
Ver comentarios