Enviar
Oda a la comida española

Son cientos de años los que componen, hacen y nutren la comida española, pero no es solo su comida, es la gente que la hace y su pasión por disfrutar.
Es un estilo de vida que tristemente se ve afectado, interrumpido por el sonar de los teléfonos celulares, las presiones de una crisis económica y las prisas de un ritmo que no da campo o suficiente a veces para sentarse y compartir de manera generosa, con espacio, con tiempo, con amigos y a veces hasta conocidos ese mismo día.
Pero deberá pasar muchísimo tiempo para que este estilo mediterráneo de vivir sea opacado, siempre será referencia exacta de la manera civilizada de compartir en una mesa, una manera de disfrutar, las pasiones desbordadas en una mesa sin llegar a pelearse como si fuera un ring en el que los golpes son de mentira, solo para divertirse y utilizando como excusa las comidas y las bebidas, darle rienda suelta a la tertulia, enlazando lo más básico del ser humano, la necesidad de alimentarse apropiadamente, de compartir, de ser apreciado, de expresarse y también de ser escuchado y finalmente de nutrir el alma y el cuerpo.
El español como buen mediterráneo es exigente con lo que come, lo sabe, lo conoce y no importa la sencillez del origen, si es rico o pobre, lo tiene en el ADN, en la sangre, puede saborear un buen pan con un buen jamón, estamos frente a un panorama en el que todos son especialistas y sueñan con lo mejor aunque no lo tengan y cuando lo tienen deben compartirlo con alguien querido, especial y hace de eso un acontecimiento y un ritual.
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!
Ver comentarios