Enviar
Viernes 4 Noviembre, 2011

Octubre recibió al habitante 7 mil millones

Tantas bocas por alimentar lanza al planeta a un enorme desafío. El 31 de octubre nació en Filipinas la habitante 7 mil millones. Con un peso de 2,5 kilogramos, Danica Camacho fue recibida justo antes de la medianoche del domingo en medio de una explosión de flashes y de la atención mundial puesta en este emblemático nacimiento.
Lo cierto es que esta niña, al igual que el resto de sus congéneres, habrá de luchar para sobrevivir en un planeta superpoblado con un incremento exponencial en las dificultades para acceder a recursos vitales como el agua y el alimento.
Es posible que la agricultura y todo lo relacionado con ella, quede relegado a un segundo plano para algunos, sin embargo, su importancia es indiscutible.

En mis días de estudiante de agronomía, uno de mis mentores sentenció el enunciado: “el pasado, el presente y el futuro del sector agropecuario seguirá vigente, pues todos tenemos necesidad de alimentarnos”.
A nivel global este es un sector muy importante para el equilibrio económico tanto por el valor del producto agropecuario como por el valor agregado de la agroindustria.
Nada más lejos de ser un sector tradicional y estático. Se ha producido la cantidad de alimento necesario para satisfacer las necesidades de la población, aumentando vigorosamente la productividad por hectárea, algo fundamental considerando que actualmente solo un 3% de la superficie de la tierra está disponible para la agricultura y cada vez hay menos tierra para sembrar.
La cantidad de tierra cultivable por habitante era de 0,5 ha en 1950 y llegará a ser 0,16 ha para 2050. Es gracias al sector agropecuario, innovador y dinámico, que la catástrofe alimentaria no se transforma aún en realidad.
El cambio climático es un nuevo reto. Aunque el recrudecimiento de las sequías, inundaciones, olas de calor o de frío es una realidad innegable, sabemos que la ciencia agropecuaria lo aborda desde dos ángulos: a) énfasis a la sostenibilidad y b) desarrollo de variedades capaces de tolerar estas condiciones.
El crecimiento de la población mundial, la cual se espera sobrepase los 9 mil millones de habitantes en 2050, la participación de mercados emergentes como China e India (actores claves en el comercio mundial) y la demanda de nuevas fuentes de energía (biocombustibles) aseguran el protagonismo del sector agropecuario en las próximas décadas.
Gracias a la genética (germoplasma y biotecnología), nuevas técnicas aplicadas a la nutrición de plantas y animales, uso racional del agua y la protección de cultivos se han logrado incrementar los rendimientos agropecuarios casi al doble de lo alcanzado en 1960.
Necesitamos un sector vigoroso y fuerte para garantizar que Danica y otros niños y niñas de todo el planeta tengan un futuro con recursos suficientes para su desarrollo.

Eduardo Robert
Director Ejecutivo
Cámara de Insumos Agropecuarios