Ocho hidroeléctricas podrán reanudar generación
Enviar
Entrada en vigor de nueva ley permitirá renovar las concesiones vencidas
Ocho hidroeléctricas podrán reanudar generación

• Legislación impediría que otros 15 generadores privados pierdan la concesión

Natasha Cambronero
[email protected]

Ocho plantas hidroeléctricas privadas podrán reanudar la generación de energía limpia en el país y otras 15 tendrán la posibilidad de continuar en funcionamiento cuando su concesión venza en el transcurso de los próximos tres años.
Con la eliminación del vacío legal que impedía renovar las concesiones de agua de los ríos para la producción de electricidad —mediante un proyecto de ley que fue aprobado en primer debate el pasado lunes y podría ser ratificado en segundo hoy—, estos generadores podrían reiniciar o mantener funciones.

Se trata de las plantas hidroeléctricas San Rafael; Santa Rufina, Montezuma, Los Negritos, San Gabriel, Tapezco, La Rebeca y CoopePejibaye las cuales podrán solicitar al Estado una revalidación del permiso para volver a iniciar funciones nuevamente.
Estos generadores tienen capacidad para generar 1,75 megavatios de energía, es decir que podrían producir la electricidad necesaria para iluminar unas 1.750 viviendas.
Algunas de estas hidroeléctricas tienen hasta diez años de estar fuera de funcionamiento, como el caso de CoopePejibaye y Santa Rufina, dada la ausencia de una instancia del Estado que reactivara las concesiones vencidas. La nueva ley otorga esa potestad al Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (Minaet).
La reanudación de operaciones de estos ocho generadores privados permitiría al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) apaciguar levemente el temor de posibles apagones en el país o la subida en el recibo eléctrico.
“La aprobación en primer debate de este proyecto de ley es un gran paso, es una alternativa de tener proyectos paralelos y sustituir la energía térmica”, dijo Mario Alvarado, director ejecutivo de la Asociación Costarricense de Productores de Energía (Acope).
Asimismo, la entrada en vigor de esta ley permitirá que al menos otras 15 plantas actualmente en servicio no dejen de funcionar, ya que la concesión se les vence este año o en el transcurso de los próximos tres.
Las hidroeléctricas Don Pedro, San Lorenzo, Volcán, La Lucha, Platanar, Suerkata, Poás I y II, Río Lajas, Doña Julia y Matamoros terminan contrato este año.
Asimismo, la hidroeléctrica Tuis, Río Segundo y Embalse terminan contrato en 2010, Quebrada Azul en 2011 e Hidrovenecia en 2012.
Si estos generadores salen de funciones se estarían perdiendo unos 107 megavatios, es decir más de lo que producen las plantas Toro 1, 2 y 3 del ICE (89 megavatios).
La nueva ley define que los privados podrán generar hasta el 15% de la electricidad que necesita el ICE. En la actualidad estos producen un 8,5%, pero la disposición legal abre la posibilidad de proveer otros 155 megavatios. La demanda del ICE en 2008 fue de 2.446,62 megavatios.
“De 2000 a la fecha ha habido proyectos que solicitan una concesión y no la han obtenido, estos proyectos tenían capacidad para producir hasta 300 megavatios, lo que quiere decir que tendremos la capacidad necesaria para generar toda la energía que la ley permite”, afirmó Alvarado.
La aprobación del proyecto de ley no se limita solo a concesiones de agua, sino que también permitirá que se desarrollen de forma privada nuevos proyectos de generación eólica.
De igual forma, esta ley pretende que la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos establezca los precios de la electricidad que compra el ICE a los cogeneradores e instale una entidad que se encargue de aprobar y renovar las concesiones.







Ver comentarios