Logo La República

Jueves, 24 de septiembre de 2020



FORO DE LECTORES


¡OCDE: Privilegio, oportunidad y reto para Costa Rica!

María Inés Solís [email protected] | Martes 08 septiembre, 2020

Inés

El ingreso de nuestro país a la OCDE es un privilegio, una gran oportunidad para implementar buenas prácticas a nivel de políticas públicas, pero sobre todo un gran reto y responsabilidad para aplicar las mejoras necesarias en nuestro país.  

En días pasados se presentó el “Estudio Económico sobre Costa Rica de la OCDE 2020” que trae a acotación varios puntos en los que se debe de trabajar para mejorar como país y de los cuales traigo algunos a discusión.

El informe nos dice que es imperante estudiar de manera detallada el manejo de las finanzas públicas, mantener los compromisos que se han adquirido es indispensable para aumentar la confianza en nuestro país, así como la necesidad de mejorar la eficiencia en el gasto público, y cito textualmente: 

“Los aumentos en el gasto público desde 2008 no han conllevado a una mejora en el desempeño. Un área prioritaria para la reforma es el empleo en el sector público, ya que la remuneración de los empleados del gobierno representa la mitad de los ingresos totales. Una reforma del sector público para eliminar duplicaciones y entidades no funcionales, y de la contratación pública para cubrir más compras de entidades gubernamentales fuera del Gobierno Central, ayudaría a aumentar la eficiencia.” 

Para nadie es un secreto que en el aparato Estatal costarricense existen una gran cantidad de duplicidades y que es urgente trabajar en esta línea. En este sentido es que presenté el proyecto “22.090 Ley de Transformación Agropecuaria Eficiente”, donde propongo fusionar tres instituciones de este sector, buscando seguir estas recomendaciones. Y en esa misma línea de busqueda de eficiencia y eliminar duplicidades de funciones, estaré presentando mas proyectos que abarcan diferentes sectores duplicados.

La OCDE nos llama la atención en aspectos que ya son de conocimiento público, como los altos niveles de informalidad, sabemos que en nuestro país existen grandes barreras para poder operar dentro del marco formal, así como las consecuencias que esto trae para la economía en su conjunto.

El informe de la OCDE afirma que tenemos un nivel de cargas sociales que se encuentran entre los más altos, lo cual se vuelve aún más preocupante en un contexto como el actual. Agrega que la experiencia en otros países de América Latina, como en Colombia, muestra que reducir las contribuciones a la seguridad social puede ayudar a reducir la informalidad, lo que hace esto un tema prioritario que debemos traer a discusión, y no solamente buscar una reforma temporal, para mitigar los efectos del covid, sino una reforma a largo plazo y así incentivar el empleo y la formalidad.  

Hay que revisar con lupa las exoneraciones existentes ya que muchas de estas son regresivas y perjudiciales para la competitividad.  

Además, se menciona la necesidad de gravar a las cooperativas, y cito textualmente: 

“Es necesario dar prioridad a los cambios impositivos que aumentan los ingresos y reducen la desigualdad de ingresos Esto incluye comenzar a gravar los ingresos de las cooperativas, que siguen estando exentas a pesar de que algunas de estas disfrutan de condiciones monopólicas en mercados clave y se benefician de la protección comercial”

Desde el año 2018 está en corriente legislativa un proyecto en esa línea, presentado por todas las fracciones legislativas como compromiso público de las negociaciones de la reforma fiscal, el cual pretende gravar a las grandes cooperativas.

Este informe también señala la necesidad de impulsar cambios para logar una mejor competencia y productividad en el país, la competencia ha sido débil en sectores claves de la economía costarricense, como la banca, la producción de alimentos, la electricidad o el transporte, y esto tiende a traducirse en precios altos para los consumidores, por lo tanto trabajar en este punto es indispensable para mejorar el nivel de vida y el bienestar de la ciudadanía, así como propiciar un crecimiento más inclusivo y que reduzca las desigualdades en términos de la distribución de la riqueza. 

En este sentido tuvimos una pequeña esperanza de cambio cuando el Ejecutivo anunció que se liberalizaría el precio del arroz, sin embargo, esto duro poco ya que nuevamente el Gobierno se burla del pueblo costarricense y se siguen cediendo ante presiones de los grandes grupos, insistiendo en políticas proteccionistas.

Estas son solo algunas de las recomendaciones que nos hace este “Club de las buenas prácticas” del que estamos a un paso de ser miembros, soy consciente del trabajo en conjunto que se ha realziado para que el ingreso de nuestro país fuera una realidad, así que es de suma importancia traer a discusión sus comentarios, aunque es posible que muchos no estén totalmente de acuerdo con algunos de los puntos “incómodos” que se tocan en el informe y seguir las recomendaciones de la OCDE, que como ya sabemos promueven mejores políticas públicas, y avanzar con la discusión y aprobación de este proyecto. 

María Inés Solís

Diputada

Unidad






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.