Foto 1
Enviar

El comportamiento de la economía se vislumbra favorable al ver el índice de crecimiento económico y el de la producción nacional para la primera mitad del año.

Sin embargo, los inversionistas deberían mantener cierto nivel de cautela, ya que las tasas son distintas, dependiendo del segmento de la economía en que se encuentren.
En cuanto a la medición, se trata de un crecimiento del PIB esperado para finales de este año del 4,2%, de acuerdo con los datos entregados la semana pasada por el Fondo Monetario Internacional, que coinciden con los del Banco Central.
Los bajos precios, sea de las materias primas a nivel mundial, o del dinero por bajas tasas de interés, así como la inflación moderada y el tipo de cambio estable, son algunos de los factores que motivan tanto al Banco Central como al FMI a tener una perspectiva favorable acerca del rendimiento de la economía nacional.
Sin embargo, la estimación del Banco Mundial para el cierre del año es tan solo del 3,8%, al no prever ningún mejoramiento significativo en la capacidad de compra ni de Estados Unidos ni de Europea, destinos clave de las exportaciones costarricenses.
La incertidumbre política, en parte por acercarnos a un año electoral, así como las crónicas finanzas deficitarias del Gobierno, inciden en su valoración.
Adicionalmente, podría haber un doble efecto causado por el sector de Zonas Francas, que afectan el balance fiscal, a la vez que estimulan la economía.
En lo que al tema fiscal se refiere, las empresas de este régimen no pagan impuesto sobre la renta, entre otros menores.
Por otro lado, el régimen representa un 8% del PIB, mientras tienen un efecto positivo en la economía, al incrementar tanto la producción y el empleo de forma significativa, así como los encadenamientos productivos de empresas nacionales.
Incluso, el salario promedio pagado en Zonas Francas creció un 7% en el último año, alcanzando el nivel de $1.551 en promedio, lo que es 1,8 veces mayor que el promedio nacional en el sector privado.
Entretanto, los encadenamientos entre las empresas nacionales y las de Zona Franca valen unos $1.500 millones anuales.
Así se podría considerar que Costa Rica vive con dos economías muy distintas, una que impulsa más que la otra el crecimiento económico, el empleo, y hasta las exportaciones de bienes y servicios.
Uno de los retos es integrar a más costarricenses en el nuevo modelo económico, para que puedan ser contratados en los cientos de puestos de trabajo que están vacantes por falta de recurso humano.
Esto incluso ayudaría para que más empresas multinacionales vean a Costa Rica como un país atractivo para instalar sus operaciones, el recurso humano calificado es uno de los puntos favorables a la hora de tomar decisiones.
Costa Rica cuenta con un régimen especial de incentivos para la operación de empresas tanto nacionales como multinacionales. Este régimen está estipulado por la Ley N° 7210 y se conoce como el Régimen de Zona Franca.


En la reforma al régimen se incluyó una serie de incentivos que buscan llevar inversión a zonas fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM).
De acuerdo con datos de Procomer, las Zonas Francas representan el 47% de las exportaciones de bienes del país.


INCREMENTO EN LAS CARTERAS


La economía nacional ha tenido un buen crecimiento en los últimos años, para el cierre de 2016 sería uno de los más bajos, pero en un año con muchas complicaciones macroeconómicas internacionales. (Cifras expresadas en porcentajes de crecimiento del PIB)

201610071929510.rec-inv.gif

*Pronóstico del Banco Central y del Fondo Monetario Internacional
**Pronóstico del Banco Mundial
Elaboración por Javier Adelfang


DOS ECONOMÍAS


Al ver el crecimiento de la actividad económica por medio del IMAE con las Zonas Francas y sin estas, se denota que las empresas de bienes y servicios de este régimen ayudan a fortalece nuestra economía (Cifras expresadas en porcentaje del IMAE interanual)

  Con ZF Sin ZF
Julio 5,1 3,7
Junio 5,2 3,6

Elaborado por Javier Adelfang


DE IMPORTANCIA


Las Zonas Francas son una importante estructura en la economía nacional, así lo ven varios expertos en el tema.

Vanessa Gibson

Desarrollo Corporativo y Clima de Inversión
CINDE

Las zonas francas son impulsoras del cambio de la estructura productiva de bienes exportados, pasando de una estructura basada en recursos naturales a otra intensiva en conocimiento.
El Régimen de Zona Franca en Costa Rica fue reformado en 2010 para cumplir con las indicaciones de la Organización Mundial de Comercio. En esta oportunidad y después de un arduo trabajo consensuado entre cámaras, empresas, partidos políticos, instituciones públicas y otros, se hizo una serie de importantes mejoras a las condiciones del régimen.
Algunas de las mejoras incluyen elementos como: fomento de los encadenamientos productivos, oportunidades para el desarrollo de áreas fuera de la GAM, e incentivos que impulsan las capacitaciones de personal.

Roxana Morales

Economista
UNA

El país enfrenta muchos retos para lograr que los beneficios de la IED en zonas francas lleguen a más lugares y de mejor manera. Uno de los más importantes es generar las condiciones para que este tipo de empresas se instalen fuera de la GAM. Estas empresas se han venido concentrando en la región central y, por tanto, es limitado su aporte al resto del país.
Otro reto es lograr mayores encadenamientos productivos y una mayor transferencia tecnológica entre las empresas ubicadas en Zonas Francas y el resto de la economía, lo cual sin duda daría un mayor dinamismo a la actividad económica del país, generaría más fuentes de empleo y, con ello, se podrían reducir los niveles de pobreza y desigualdad.
La educación es otro reto, se requiere capacitar a la población para que pueda acceder a los nuevos puestos de trabajo que este tipo de inversiones genera. De nada nos sirve atraer inversiones del exterior en actividades de alto valor agregado, si como país no contamos con la suficiente mano de obra calificada.

Adriana Rodríguez

Gerente Análisis Económico
Scotiabank

Las actividades de las Zonas Francas y las de las empresas fuera de ese ámbito tienen distintos niveles de sensibilidad ante las variables económicas locales e internacionales.
Las empresas de Zonas Francas tienen una correlación más directa con el ciclo de la actividad industrial en Estados Unidos, mientras que las empresas fuera de zonas francas se ven impactadas en primer lugar por el ritmo de consumo de la economía local y la centroamericana y, en segundo lugar, por el ritmo de consumo y crecimiento de la economía norteamericana en la medida en que esta repercuta en el crecimiento nacional y regional.
Las exportaciones desde los regímenes definitivos explican poco más de la mitad del total de exportaciones (52%) pero también importan mucho más que las empresas de ZF, dado que estas últimas están más orientadas al sector servicios, por lo que su aporte neto es más significativo, especialmente desde la salida de Intel.

 

Ver comentarios