Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Observatorio empresarial

Alejandra Esquivel [email protected] | Jueves 15 junio, 2017


Observatorio empresarial

Conjugando exigencia e inacción, el tico promedio compite al que se queja más y no al que hace más y mucho menos al que logra más.

Me encantaría hacer un conteo de cuántas veces en un informe de consultoría y/o gestión gubernamental se utiliza el infinitivo efímero “procurar” o cuántas veces en nuestras organizaciones públicas o privadas, la gente se jacta de “intentar”, sin que ese supuesto esfuerzo se vea traducido en resultados.

Frases como “No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu país” (John F. Kennedy) han pasado a la historia de la política mundial por su brillantez, concisión y apelación directa al ciudadano.

A inicios de 2017, sin que mediara un discurso magistral, invité a quienes leyeron mi columna, a hacer algo concreto y tangible, por agregar valor a un escenario inmediato que causara en el lector sentimiento de enojo, impotencia, frustración, insatisfacción a nivel social, económico, cultural… Si usted no leyó mi invitación en aquel momento, le invito nuevamente a actuar como un agente de cambio… Mediados de año me parece un buen momento para evaluar si solo nos seguimos quejando, o si finalmente estamos tomando acción precisamente por y para no ser ciudadanos promedio.

Como economista y financiera, el desempleo de nuestros ciudadanos y los vacíos de apoyo al empresariado costarricense, con sus estadísticas de mortalidad empresarial y/o de estancamiento productivo, han traspasado mi consciencia de que no se vale seguir esperando a que el Gobierno resuelva todos los vacíos público-privados que promuevan crecimiento/expansión, rentabilidad, solidez, liquidez, internacionalización, digitalización, en las empresas costarricenses, máxime en un sistema político como el nuestro y en una realidad de desarrollo económico como la nuestra.

Asumí mi compromiso con la sociedad costarricense para en este 2017 “hacer cosas diferentes, si quería resultados diferentes” para impactar positivamente el país y fundé el Observatorio Empresarial Regional al que se unieron socios del más alto nivel profesional entre mi red de contactos y lo más importante y más valioso, es que no solo están convencidos de que el modelo revolucionará el empresariado regional, sino que están sumamente comprometidos con el proyecto y se lo toman extremadamente en serio pues la confianza de la sociedad costarricense y muchas de sus empresas, estimable lector, estarán en la mente, cuerpo y alma de nuestro equipo interdisciplinario que se ocupará de solventar los vacíos al que se enfrentan día a día los sectores productivos de los países de la región.

El Observatorio Empresarial Regional está conformado por un Observatorio Estratégico-Organizacional, un Observatorio Tecnológico, un Observatorio Financiero, un Observatorio de Internacionalización y Comercio, y un Observatorio de Comunicación que con la colaboración de asociados-profesionales y asociados-empresariales, solventaremos las necesidades de las empresas anuentes a recibir apoyo a través de una dinámica colaborativa ganar-ganar.

El punto de quiebre del modelo del observatorio consiste en que a diferencia de un consultor tradicional, que procura mucho y hace poco; el observatorio se compromete con la sociedad costarricense en el corto plazo y, con los países de la región en el mediano plazo, a hacer, lograr, dar continuidad y comunicar públicamente los resultados que impacten a las empresas participantes y a la economía de los países que paulatinamente vayan acogiendo el modelo.

El lanzamiento del proyecto será en un mes, en una primera etapa (II semestre 2017) con cupo limitado a 50 empresas cuyo requerimiento principal es estar dispuestas a dar y recibir colaboración en una comunidad empresarial dispuesta a promover la accesibilidad de soluciones empresariales a empresas que a nivel de evolución del negocio vienen atrás o van delante de ellas.

Si usted, estimable lector, está interesado o conoce a alguna empresa a la que le pueda beneficiar la dinámica disruptiva basada en colaboración empresarial que ofrece el observatorio, no dude en contactarnos a través de nuestra página: http://www.observatoriocr.com
Mientras los candidatos y sus partidos se reparten los dineros del pueblo para las próximas elecciones 2018; nosotros, debemos asumir nuestra responsabilidad ciudadana de tomar acción para aportar valor a muchos, aunque tengamos pocos recursos financieros, pero con el entendimiento y firmeza de que sí podemos obtener resultados con alto alcance e impacto en favor de nuestro país.

[email protected]
 


NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...