Enviar
Jueves 3 Octubre, 2013

Lo primero que debe hacer una persona que presenta obesidad es realizar un compromiso consigo misma


Obesidad, un problema sanitario

La obesidad es una enfermedad crónica con múltiples factores que la desencadenan y numerosas complicaciones. Esta tiene origen multifactorial, no distingue nivel socioeconómico, edad, sexo, ni etnia, actualmente es considerada un problema de salud pública por todas sus repercusiones.
Es una compañera inseparable de muchas personas, de las cuales algunas a lo mejor han hecho esfuerzos máximos por perder unos kilos de más para verse y sentirse bien, sin embargo no logran sus metas o se dan por vencidas, ya que no es cuestión de días o algo mágico como tomarse unas píldoras o realizar periodos cortos de caminatas todos los días.


Entre las causas existen varios factores pero el fundamental es el desequilibrio entre la ingesta de calorías y el gasto energético de estas.
En la actualidad el consumo de alimentos ha cambiado notablemente con respecto a lo que comían nuestros abuelos. La llegada de la comida rápida, rica en sal, grasas, azúcares con alto poder de oxidación y pobres en vitaminas y minerales, junto al sedentarismo han hecho que se potencie el número de obesos en el país y el mundo.
Cuando se habla de obesidad solo se tiende a ver el aspecto físico, la imagen, sin embargo lo que realmente tiene consecuencias más profundas en la salud, algunas de las cuales generan dolores lumbares, dolores articulares como de las rodillas, aumentos de la presión arterial, intolerancia a los carbohidratos o inclusive diabetes miellitus, aumento en los niveles de colesterol en algunos casos, aumento en la aparición de vasos capilares, varices que pueden llevar a una insuficiencia venosa con una consecuente trombosis de miembros inferiores .
Lo primero que debe hacer una persona que presenta obesidad es realizar un compromiso consigo misma, en el cual tome conciencia de que para tratar este problema tendrá que hacer una inversión, tanto de tiempo como de dinero y cuyos resultados dependerán más del paciente que del profesional que lo atienda.
Luego mediante el mejoramiento y acatamiento de todas las disposiciones que le prescriba su médico, esto implica la realización de ejercicio diario de al menos una hora al día ya sea caminata o trote dependiendo el nivel de obesidad, cumplir las modificaciones alimenticias especificadas en la hoja que el médico o nutricionista le provea.
En la actualidad hay muchas herramientas a disposición del paciente, como lo son tratamientos médicos apoyados con valoraciones nutricionales, si la obesidad es severa se puede recurrir al by pass gástrico.
Si la obesidad es localizada, hay otras técnicas para la reducción de medidas corporales como lo son la mesoterapia, ultracavitacion, hidrolipoclasia, minilipoescultura, que hacen que el paciente tenga excelentes resultados desde la primeras sesiones y con mínimas o nulas complicaciones.
Pero, lo primero que tiene que realizar un paciente es el compromiso consigo mismo al plan de trabajo médico nutricional apoyado del ejercicio diario.

Manuel Mora Cedeño

Médico