Enviar

Obama consideró que la continuación de la construcción de colonias en Cisjordania y Jerusalén Este por parte de Israel "no es apropiada ni constructiva


Obama: palestinos merecen tener su Estado 

201303212335230.i.jpg
Barack Obama durante su encuentro con el presidente de Palestina Mahmud Amás, dijo que bajo la actual situación es muy difícil conseguir la paz. AFP/La República
El presidente de EEUU, Barack Obama, destacó ayer, en su primera visita a Ramala desde que llegó al cargo, que los palestinos "se merecen el fin de la ocupación" y consideró que los asentamientos judíos "dificultan" la paz, aunque no demandó explícitamente a Israel congelar su construcción.
En una conferencia de prensa conjunta con el presidente palestino, Mahmud Abás, tras reunirse durante cerca de tres horas en la residencia de Mukata de Ramala, Obama reconoció que en la situación actual es "muy difícil" conseguir la paz e instó a las dos partes a ceder en sus posiciones para poder retomar las negociaciones.
"Si la única forma de iniciar negociaciones es tenerlo todo resuelto (de antemano), entonces nunca llegaremos a los asuntos centrales", respondió al ser preguntado por una posible congelación en la construcción de los asentamientos como la aplicada de forma parcial en 2010.
El presidente estadounidense consideró que la continuación de la construcción de colonias en Cisjordania y Jerusalén Este por parte de Israel "no es apropiada ni constructiva" para el proceso de paz.
Asimismo, afirmó que el plan anunciado por el Gobierno israelí para construir en la polémica zona E1 al este de Jerusalén "es un ejemplo" de actitudes que hacen "cada vez más difícil la solución de dos Estados", a la que consideró "la mejor y quizás la única solución pacífica".
No obstante, no llegó a reclamar a Israel que congele la construcción de asentamientos, como hizo en 2010, e insistió en que si cada parte se mantiene en las condiciones que demanda para iniciar las negociaciones "nunca lo conseguiremos".
Abás, sin embargo, continuó mostrándose tajante en esta cuestión y recalcó que el "deber del Gobierno israelí es al menos cesar en la construcción de asentamientos" para poder encontrar una vía de diálogo.
"Las nuevas generaciones de palestinos cuando ven asentamientos por todas partes en Cisjordania ya no confían en la solución de dos Estados", subrayó para resaltar la frustración de los palestinos, que Obama también reconoció.
El presidente palestino recalcó que las colonias judías, además de ser ilegales, representan la principal amenaza a la solución de dos Estados y que los palestinos "no piden nada que esté fuera de la legitimidad internacional".

Ramalá/EFE


 

Ver comentarios