Enviar

Obama destaca fin “responsable” de la guerra más larga en la historia de EE.UU.

201412282117470.i1.jpg
Según Obama, las tropas y el personal de inteligencia estadounidense enviados a Afganistán “han sido implacables” contra los terroristas responsables de los atentados del 11 de setiembre de 2001. AFP/La República
El presidente Barack Obama destacó ayer la conclusión “responsable” de la guerra en Afganistán, la “más larga” en la historia de EE.UU., al honrar a los más de 2.200 “patriotas” estadounidenses fallecidos en 13 años de conflicto y advertir que ese país sigue siendo “un lugar peligroso”.
En un comunicado divulgado por la Casa Blanca, Obama calificó de “hito” para EE.UU. la ceremonia celebrada ayer en Kabul con la que la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán de la OTAN (ISAF) marcó el fin de 13 años de misión de combate.
Gracias a esa misión, “estamos más seguros y nuestra nación es más segura”, remarcó el mandatario al recordar que Estados Unidos mantendrá a partir de 2015 una “presencia militar limitada” en Afganistán para “entrenar, asesorar y ayudar” a las fuerzas locales.
Según Obama, las tropas y el personal de inteligencia estadounidense enviados a Afganistán “han sido implacables” contra los terroristas responsables de los atentados del 11 de setiembre de 2001, “devastando” el núcleo del liderazgo de Al Qaeda.
No obstante, “Afganistán sigue siendo un lugar peligroso, y el pueblo afgano y las fuerzas de seguridad continúan haciendo enormes sacrificios en defensa de su país”, admitió el mandatario.
Afganistán atraviesa uno de los momentos más complicados desde la invasión de Estados Unidos y el final del régimen talibán, con un aumento en los últimos meses de los ataques insurgentes y el número de víctimas civiles.
La ceremonia de ayer en Kabul completa la retirada gradual de las tropas internacionales y la transferencia por fases de las competencias de la seguridad a los 350 mil efectivos del Ejército y la Policía afganos iniciada en 2011.
El final oficial de la misión de combate de la ISAF será el 31 de diciembre a medianoche y la misión Apoyo Resuelto comenzará el 1 de enero de 2015.
Esa misión Apoyo Resuelto de la OTAN y el Acuerdo de Seguridad firmado entre Afganistán y Estados Unidos establecen la presencia de 10.800 soldados estadounidenses y entre 3 mil y 4 mil militares de la Alianza Atlántica, frente al máximo de 140 mil efectivos de las tropas extranjeras que había en 2011.
Aunque su papel será de asesoramiento y equipamiento de las fuerzas afganas, las tropas internacionales continuarán ofreciendo apoyo aéreo sobre el terreno.
“Estos últimos 13 años han puesto a prueba a nuestra nación y a nuestras Fuerzas Armadas”, señaló Obama en el comunicado al prometer que EE.UU. permanecerá “vigilante” ante la amenaza del terrorismo.

Washington/EFE



Ver comentarios