Enviar
Obama busca apoyo en Puerto Rico
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, buscó ayer en Puerto Rico el respaldo electoral de los puertorriqueños que viven en Nueva York y Florida con una visita de cuatro horas en la que también dijo que la cuestión del estatus político de la isla es una prioridad.
La visita de Obama, que llega 50 años después de la que hizo John F. Kennedy en 1961, el último presidente estadounidense en viajar de forma oficial a la isla, sirvió para cumplir la promesa que hizo durante su campaña en 2008 de volver tras ganar las elecciones.
Obama dijo en el breve -y único- discurso pronunciado en el aeropuerto de San Juan que la cuestión del estatus es una prioridad, razón por la que ha impulsado el llamado Grupo de Trabajo de la Casa Blanca sobre Puerto Rico.
Ese grupo envió el pasado marzo al Congreso y al presidente un voluminoso informe con recomendaciones sobre la situación económica de Puerto Rico y que en el apartado político apoya un proceso de autodeterminación, vía consulta popular, que debería estar en marcha antes de finales de 2012.
"Cuando los puertorriqueños tomen una decisión -sobre el estatus político-, mi administración los apoyará", subrayó Obama en el discurso en el aeropuerto sanjuanero.
El tema del estatus político y su resolución como razón principal de su visita se dejó de lado durante los últimos días al insistir la prensa local y los analistas en que el motivo real de su breve paso por Puerto Rico es obtener el favor de los votantes puertorriqueños y latinos de Estados Unidos.
Obama ha tratado con la visita acercarse de manera concreta a los cuatro millones de puertorriqueños que viven en Estados Unidos, de los cuales 857 mil residen en Florida, un estado clave en la pugna electoral de los comicios presidenciales.
Entre la comitiva que le recibió a pie de la escalerilla del avión presidencial se encontraba la estrella boricua de la canción Marc Anthony, a quien el presidente obsequió con un afectuoso beso en la mejilla, un detalle que los analistas han visto como un claro guiño electoral.
El tema de la solución del estatus político no ha ensombrecido al de la economía y de la falta de trabajo, que son en estos momentos los que más preocupan a los puertorriqueños, que sufren un desempleo por encima del 16% y un déficit cercano a los $3 mil millones.
"Por esa razón nuestro plan económico y de reforma de la salud incluye a Puerto Rico", indicó Obama, para quien tanto la isla como todo Estados Unidos deben hacer un esfuerzo en la mejora del sistema educativo.
Obama también tuvo palabras de afecto para los miles de puertorriqueños que han prestado servicio al país en los conflictos de Afganistán e Irak.
La mejora de la eficiencia energética fue un punto que no olvidó Obama, quien recordó que uno de los edificios históricos más importantes de la capital puertorriqueña se alimenta a través de pantallas fotovoltaicas.
La visita de Obama ha sido rechazada por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), que según su presidente ejecutivo, Fernando Martín, ha sido utilizada por la Casa Blanca para ganarse el voto de los hispanos.
El PIP, que aglutina a poco más del 3% del electorado, encabezó ayer una manifestación apoyada por varias organizaciones independentistas que apoyaron cientos de manifestantes.
En cuanto a los resultados prácticos de la visita, el Ejecutivo emitió un comunicado en el que señala que el gobernador recabó el compromiso y apoyo del presidente Obama para adelantar los trabajos relacionados al estatus.
En materia de seguridad pública, también se discutieron los esfuerzos de colaboración entre el Gobierno puertorriqueño y el federal en la lucha contra el crimen.
Puerto Rico ha realizado varias consultas sobre el estatus, en 1967, 1993 y 1998, con el resultado de un rechazo a la opción de convertirse en un nuevo estado de los Estados Unidos.
Puerto Rico es territorio estadounidense desde el fin de la guerra con España en 1898 y, durante más de medio siglo, ha sido un Estado Libre Asociado que recibe fondos del Gobierno federal pero no paga impuestos federales.

San Juan
EFE

Ver comentarios