Número uno se calienta en brasas
Rafael Nadal y Karolina Pliskova podrían perder el número uno al finalizar el Abierto de Estados Unidos. Archivo/La República
Enviar

Llegó el último gran momento de la temporada. El circuito ATP afronta el último Grand Slam de la temporada con mucho por resolver, entre ello, el número uno del mundo, tanto en hombres como mujeres.

En la rama femenina, hay ocho tenistas con posibilidades matemáticas de salir del US Open en la cúspide de la clasificación.

La batalla parece estar, sobre todo, entre cuatro, pero nada puede descartarse en un año repleto de sorpresas, tanto positivas como negativas.

Simona Halep, de Rumanía, depende de sí misma. Si gana el torneo habrá alcanzado el objetivo que tanto se le ha ido torciendo a lo largo del año. Todo lo que no sea esa combinación, les abre las puertas a quienes acechan el mismo deseo de ella.

La española Garbiñe Muguruza tampoco debía poner atención a lo que suceda en otras canchas. Levantando la copa, la ibérica lograría ascender al olimpo del tenis.

Otra tenista con opciones de conseguir el liderato es Elina Svitolina, cuyas opciones comenzarían a aparecer si se presenta en semifinales, aunque de manera remota. Para tener serias posibilidades, la ucraniana habría de llegar a la final y no perderla ante Halep, Pliskova o Muguruza.

Por su parte, Karolina Pliskova tendrá un camino complicado para defender el puesto de finalista del año pasado. La checa tendría que cosechar el título en Flushing Meadows y que su rival en la final no fuera Halep. Si ganara la final a Muguruza acabarían empatadas, como se ha señalado anteriormente.

Curiosamente, la que llega como número uno del mundo ya no depende de sí misma para legitimarse en la gloria.

A la lucha ingresan también Caroline Wozniacki y Johanna Konta. Ambas deberán alzar el trofeo y que en la final no se presentaran ni Halep, ni Muguruza ni Svitolina, en lo que parece un panorama complicado, pero posible.

Una combinación de resultados un tanto complicado la tiene Svetlana Kuznetsova. Tendría que salir campeona, no enfrentarse en la final a Karolina Pliskova y que Garbiñe no llegue a semifinales.

Finalmente se encuentra la favorita para los de casa. La estadounidense Venus Williams tiene pocas opciones y dependerá de una catástrofe de las favoritas. Además de obtener la victoria al final del camino, ninguna de las cuatro máximas candidatas debe llegar a la segunda semana.

En la rama masculina, las ausencias de Novak Djokovic, Stan Wawrinka y Kei Nishikori dejaron un panorama realmente abierto para que tenistas de segunda línea consigan algo sorprendente en un torneo que siempre se ha caracterizado por las sorpresas positivas y negativas.

Y si bien Rafael Nadal parte como favorito para retenerlo, el caso es que tres hombres pueden salir de Nueva York como líder de la ATP. Y los tres dependen de sí mismos: el propio Rafa, Andy Murray y Roger Federer.

Ayer se jugó la primera ronda del torneo que se realiza en Queens hasta el 10 de setiembre con la disputa de las finales.

Ver comentarios