Nuevos abogados no podrán ejercer si reprueban examen
“La reforma a la Ley Orgánica nos manda a vigilar la excelencia”, dijo Eduardo Calderón, presidente del Colegio de Abogados. Sian Rodríguez/La República
Enviar

Cuestionario de 75 preguntas sería instaurado el próximo año

Nuevos abogados no podrán ejercer si reprueban examen

Contenido debe ajustarse a programas de estudio, alegan universidades

Una prueba de 75 preguntas que mediría conocimientos en materia constitucional, penal, civil, familiar, comercial, administrativa y procesal, determinará si los nuevos graduados en derecho pueden ejercer.

201411182216030.n22.jpg
Se trata del Examen de Excelencia Académica, que sería instaurado por el Colegio de Abogados el próximo año.
Los abogados actualmente inscritos serán los encargados de decidir si se aplica la evaluación en el primer cuatrimestre de 2015. La decisión se tomará a principios de diciembre.
“Hemos querido hacer este proceso de la manera más transparente, no es cantidad, sino calidad de abogados”, afirmó Eduardo Calderón, presidente del Colegio de Abogados.
El método del examen será marcar con equis y se pasaría con nota de 80. Si la persona reprueba, puede repetirlo.
Actualmente hay 22 mil abogados activos y 1.200 nuevos profesionales se incorporan al gremio por año.
La idea de establecer un examen se dio luego de la reforma a la Ley Orgánica del Colegio, donde se establece el mandato de vigilar la excelencia académica de los egresados en derecho.
“Nosotros no tenemos mediciones técnicas, pero cuando hemos hecho algunos estudios hay programas que tienen 76 materias y otros 38”, agregó Calderón.
La posibilidad de recurrir los resultados y recusar jurados es parte de la transparencia que deberían tener las pruebas, sin dejar de lado que no haya preguntas que no se ajusten a los programas de las universidades, a criterio de la Unidad de Rectores de las Universidades Privadas (Unire).
“Un examen no puede ser utilizado para imponer perfiles de carreras a las universidades, dado que no es una labor de los colegios profesionales, sino del Conare y del Conesup”, dijo Alban Bonilla, director de Unire.
Otra de las inquietudes de las universidades es que los exámenes sean diseñados por tribunales examinadores sin conocimiento y experiencia en este tipo de pruebas, así como que se pueda generar un conflicto de intereses.
“La instauración de un examen no permite determinar si una persona ejercerá con competencia y responsabilidad su profesión”, señaló Silvia Castro, rectora de Ulacit.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios