Enviar
Nuevo timón en sector construcción
Ingeniero civil asume las riendas de la Cámara de la Construcción

¿Qué pronóstico ve para el sector construcción este año?
Un comportamiento similar al del año anterior, en el que se logró un crecimiento aproximado del 5%, que estaría impulsado por el área comercial, oficinas e industria, esperamos que también en infraestructura, sin embargo es un año en el que se debe ser precavido.

¿Cuáles son los principales desafíos que afrontará como presidente de la Cámara de la Construcción?

Uno de mis retos es continuar muchos de los proyectos que se desarrollan, los cuales procuran dotar de vivienda propia y crear las condiciones para que los inversores opten por la construcción como un medio de conservar el valor del dinero y continuar buscando alternativas para que el sector logre la mayor formalidad posible.

¿De qué dependerá que el sector construcción crezca este año?

Su crecimiento dependerá de la estabilidad económica del país y del mantenimiento y la estabilización del entorno mundial.

¿Cómo analiza el trabajo de la Cámara durante los últimos cinco años?

La Cámara siempre ha establecido valores y metas muy altas, que han logrado frutos que solo se alcanzan con nuestro trabajo arduo. Actualmente ocupamos el primer puesto por parte de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado y la participación de cerca de 180 asociados en diferentes comités y comisiones, entre otros.

¿Cuáles han sido los principales retos durante estos 45 años?

La defensa de sus asociados, la promoción del sector, la innovación y formalización de la actividad, con el objetivo de fomentar el desarrollo de la construcción en beneficio de la sociedad costarricense.

¿Cree que en Costa Rica existe una burbuja inmobiliaria?

En algún momento sí existió en el país, sin embargo actualmente los desarrollos no se realizan sobre bases especulativas sino sobre relaciones entre costo y beneficio.

¿Qué región del país necesita más impulso en el sector construcción?

La construcción es un motor importante de la economía del país que brinda trabajo a los sectores más humildes, por lo que sería gratificante que todas las regiones desarrollaran obras acordes con su población. En números, Limón y Puntarenas requieren de un mayor impulso.

¿Cómo conseguir ese impulso?

Para lograrlo se debería crear un plan de desarrollo integral que defina sus fortalezas así como sus objetivos de desarrollo, y posteriormente se debe generar la estrategia para lograrlo.

Andrea González
[email protected]

Ver comentarios