Nuevo procedimiento permitirá desechar cilindros en mal estado
Enviar

Los cilindros de gas que no cumplen con las condiciones mínimas de seguridad deberán ser sacados del mercado, es la medida que la Intendencia de Energía de la Aresep pretende con el control presentado esta semana.

El proceso de fiscalización contempla la realización de inspecciones en todas las plantas envasadoras, se revisan en donde estén a la venta y se movilizan los que presenten anomalías, y se procede a colocar el marchamo a cada uno de ellos. Posteriormente, la empresa deberá recalificar los envases para una segunda revisión de Aresep, en donde si pasa, se devuelve al mercado y si no deberá ser destruido.

Estos lineamientos pretenden garantizar la seguridad del consumidor y minimizar los riesgos de salud.

En el último estudio, el 61% de los cilindros no cumplen con la información requerida en la normativa vigente, el 36% presentó no conformidad en el número de serie y el 23% registró al menos un defecto físico, según datos brindados por la Aresep.

201511190954440.procesofiscalizacion1911015.jpg



Ver comentarios