Nuevo jefe de marca Volskwagen promete contraatacar a rivales digitales
Enviar

Nuevo jefe de marca Volskwagen promete contraatacar a rivales digitales


El nuevo jefe de marca de Volkswagen AG se comprometió a continuar con la estrategia de la compañía de desarrollar tecnología limitando, a la vez, el aumento de costos para contraatacar a los nuevos rivales que surgen de la industria digital.
"Las automotrices necesitan sacar al mercado nuevas funcionalidades a un ritmo sin precedentes para satisfacer la demanda impulsada por los dispositivos electrónicos", dijo Herbert Diess, de 56 años, en una entrevista publicada en la intranet de la empresa con sede en Wolfsburg, Alemania.


“Mi meta en VW no es sólo ayudar a dar forma a este cambio; queremos estar a la cabeza de este excitante desarrollo”, dijo Diess en sus primeros comentarios públicos desde que se unió a VW este mes.
Diess se hizo cargo de la marca VW, la mayor división de la automotriz europea, el 1° de julio. El máximo responsable ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, le cede el control de la unidad a Diess para dedicarse a dirigir el grupo.
Winterkorn, de 68 años, ha ido preparando gradualmente a la compañía, la segunda mayor automotriz a nivel mundial, para un cambio de liderazgo apuntalando ciertos cargos ejecutivos. Diess, que era previamente jefe de desarrollo en BMW AG en Múnich, es el segundo ejecutivo que Volkswagen atrajo de un competidor alemán en el lapso de un año.
VW contrató a Andreas Renschler de Daimler AG para que se convierta en el jefe de su división de camiones. Renschler comenzó su trabajo en febrero.
Diess fue nombrado jefe de desarrollo en BMW en abril de 2012 luego de dirigir las compras del fabricante de autos de lujo, donde su rol a la hora de reducir costos de componentes y suministros en por lo menos 4 mil millones de euros ayudó a la compañía a capear la recesión global. Antes de llegar a BMW en 1996, Diess trabajó en el fabricante de autopartes Robert Bosch GmbH.
Google Inc. ha estado probando autos que se conducen solos por meses y Apple Inc. también está considerando entrar en la industria automotriz. El incentivo es la ganancia generada por el flujo de datos y los componentes de conectividad que podrían convertirse en un mercado de 180 mil millones de euros para 2020, estima McKinsey Co.
“La competencia se volverá más dura. Para superar estos retos, tenemos que tener una buena y sólida base financiera”, agregó Diess.

Bloomberg


Ver comentarios