"Nuevo impuesto a vehículos no aumentaría recaudación"
Enviar
• Vendedores de autos prevén contracción en consumo
“Nuevo impuesto a vehículos no aumentaría recaudación”
• Hacienda niega que clase media sería afectada

Los cambios en la reforma fiscal pactados por Otton Solís y la presidenta Laura Chinchilla propone aumentar en un 50% el actual impuesto de propiedad para los vehículos cuyo valor sea mayor a ¢18 millones, ante esto los importadores aseguran que no se mejorará la recaudación porque la gente comprará menos carros superiores a ese valor.
Esta medida es parte de las ideas que el Partido Acción Ciudadana (PAC) tiene proyectado que elevaría la recaudación del fisco en 0,03% del Producto Interno Bruto.

El cambio afectará el pago del derecho de circulación inmediatamente. Por ejemplo, en diciembre un Kia Mohave del año cuyo valor de mercado es de unos ¢25 millones pagaría cerca de ¢750 mil por impuesto de propiedad en el marchamo, a final de este año.
Con la nueva ley ese mismo automotor pagaría ¢1,13 millones.
Los importadores de vehículos no solo aseguran que el consumo se contraerá con el aumento de los costos sino que Hacienda no tiene argumentos técnicos para este nuevo impuesto.
“Encasillar a la fuerza lo que estimaron ‘vehículos de lujo’ para justificar un incremento en tributos para cubrir un gasto público desproporcionado, es inadmisible”, dijo Liliana Aguilar la presidenta de la Asociación de Importadores de vehículos, quien manifestó que afectará a gran cantidad de vehículos en el mercado, como pick up, 4X4, o bien aquellos que se utilizan para el transporte de turistas.
Pero en Hacienda defienden su propuesta, asegurando que cuando analizaron los vehículos que ingresaban a aduana con valores de más de ¢18 millones la mayoría eran de marcas lujosas como Audi, BMW, Mercedes, y que los vehículos de transporte público y de carga están exentos.
“Esto no va a afectar a la clase media, de más de 230 mil vehículos livianos que ingresaron en 2010 solo poco más de 3 mil tenían esas características, eso quiere decir que la gran mayoría está exenta de este impuesto”, dijo Jordi Pratt , asesor del Ministerio de Hacienda.
Aun así los importadores aclaran que el alza no sería solo en el marchamo sino que este último plan fiscal pretende otros impuestos como lo son ventas, el impuesto selectivo de consumo y los gastos de inscripción que aumentan el valor del bien.


Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios