Enviar
PASE pide a fracción separarse de libertarios
Nuevo golpe a la Alianza
Fiscalía investiga a rojiblancos por supuesta estafa

Las detenciones de varios altos jerarcas del Movimiento Libertario y los cuestionamientos que pesan sobre su principal líder, Otto Guevara, significaron un nuevo golpe para la alianza parlamentaria opositora.
Esto, porque el comité ejecutivo del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) pidió a sus cuatro legisladores separarse de dicha unión por la presencia de integrantes libertarios.
Asimismo, informaron que hasta que “no se aclaren los nublados del día”, la posibilidad de una coalición política para 2014 y cualquier contacto con Guevara o el comité ejecutivo de ese partido, “queda cancelado”.
“Hemos dado la seriedad necesaria a las denuncias planteadas y por eso, hemos decidido romper con los libertarios a nivel de comité ejecutivo, así como a nivel de fracción. Las alianzas que se den en el Congreso con ellos serán coyunturales de acuerdo al tema”, expresó Oscar López, presidente del PASE.
Sobre este tema, LA REPUBLICA trató de contactar a los legisladores del PASE para conocer su opinión, pero ninguno de ellos respondió sus teléfonos celulares.
Mientras tanto, Manrique Oviedo, jefe de fracción del Partido Acción Ciudadana, y Luis Fishman, de la Unidad Social Cristiana, manifestaron que la alianza parlamentaria continúa y que las denuncias en contra de Guevara no tienen nada que ver con la dinámica del Congreso.
En mayo anterior, cinco partidos de oposición conformaron la Alianza por Costa Rica, con el objetivo de desplazar al oficialista Liberación Nacional de la presidencia del Congreso.
“Los diputados del ML merecen todo mi respeto, son personas honorables y no tengo que cambiar mi opinión por lo que sucede a uno de sus líderes. En lo que a mí respecta, no se afecta la alianza”, expresó Oviedo.
En las últimas semanas, la unión de legisladores también sufrió un fuerte golpe, cuando el Partido Acción Ciudadana, el PASE y el Gobierno, pactaron un plan fiscal, el cual no tiene contentos ni a los libertarios ni al Frente Amplio.
Durante la jornada de ayer, la Fiscalía de Delitos Económicos allanó la sede del partido y las viviendas de Guevara, Ronaldo Alfaro, tesorero de los libertarios, y Róger Segura, contador de la agrupación rojiblanca.
La investigación que realizan los fiscales está relacionada con el cobro de ¢200 millones que hicieron los libertarios al Tribunal Supremo de Elecciones, por la realización de unas charlas de capacitación que fueron incluidas en la deuda política y que supuestamente nunca se realizaron.
Por estos hechos, Alfaro y Segura estaban detenidos ayer en horas de la tarde a la espera de ser indagados por el supuesto delito de estafa, mientras que Guevara acudió a la fiscalía de forma voluntaria para declarar, aunque no fue recibido.
“Me presenté a los tribunales para rendir declaración, pues el que nada debe, nada teme. En lo personal, al ser yo candidato presidencial, jamás pude haber estado enterado de todo de lo que pasaba”, dijo Guevara.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios