Nuevo acopio del MAC no operaría hasta 2014
Ricardo Alfieri Rodríguez, director del MAC, señaló que la etapa de diseño del nuevo acopio tendrá un valor de ¢10 millones, mientras que la etapa de adaptación del inmueble será de hasta ¢50 millones. Esteban Monge/La República
Enviar

MUSEO

Nuevo acopio del MAC no operaría hasta 2014

Museo ya alquila el futuro espacio por ¢2.062.000 al mes, pero debe adjudicar las obras para su “adaptación”, para que reciba su colección de arte

El traslado de las más de 6 mil obras de arte que forman parte de la colección del Museo de Arte Costarricense a lo que será el nuevo acopio de la entidad, ya no se hará a mediados de este año, sino probablemente hasta 2014.
El MAC está alquilando una bodega en Sabana Sur desde agosto del año pasado, la cual se convertirá en el acopio, pero un proceso administrativo atrasó su proyecto de acondicionar dicho inmueble para que sea apto para recibir las piezas.


El nuevo espacio mide alrededor de 500 metros cuadrados y por su alquiler el MAC paga ¢2.062.000 al mes aproximadamente.
El atraso en su acondicionamiento se debe a que en enero de este año, Casa Presidencial giró una directriz para que las instituciones estatales racionalizaran los recursos y minimizaran los gastos operativos, que en el caso del museo incluía la contratación de diseño del nuevo centro de acopio.
Ante ello el MAC tuvo que tramitar y justificar ante la Autoridad Presupuestaria los recursos que debía destinar al acopio y no recibió el visto bueno hasta abril pasado, de acuerdo con Ricardo Alfieri Rodríguez, director del MAC.
El museo ya hizo un cartel de licitación abreviado para el diseño del nuevo acopio y tiene en mano propuestas de varios oferentes; se espera que las obras sean adjudicadas entre la semana entrante y la siguiente.
En esta etapa se deberá tomar en cuenta el equipo que tiene que comprar el museo para la “climatización” del espacio y proteger las obras de arte; así como otro tipo de equipos requeridos.
También la división del espacio interno ya que además de la colección de arte, el sitio albergará un taller de restauración y marquetería, una bodega de elementos museográficos y didácticos, un centro de informática, y un espacio de atención a estudiantes de arte, historiadores y curadores.
El MAC destinará ¢10 millones para esta etapa de diseño del acopio, de acuerdo con el director.
Finalizada esa etapa, el MAC abrirá un cartel de licitación abreviada para adjudicar la construcción e implementación del equipo y mobiliario. Esta etapa se espera se haga a finales de este año y en ella el museo destinará hasta ¢50 millones.
El traslado de las obras de arte sería el próximo año y para ello el museo piensa adquirir un camión grande de cuatro toneladas.
El director del museo señaló que todavía no saben cuánto presupuesto destinarán para la compra del automotor, debido a que la institución mandó a evaluar un camión de carga “pequeño” que posee y que dará al proveedor del camión grande, para amortizar el monto total.
El museo tiene más de seis meses de estar pagando el alquiler del espacio que albergará el nuevo acopio y a pesar de que este todavía no ha entrado a cumplir todas sus funciones oficialmente, Alfieri afirmó que el espacio está siendo usado desde que lo recibieron.
“En este momento tenemos guardados ahí elementos museográficos como carteles, bases; también materiales de educación como son caballetes, y una serie de materiales de embalaje. Desde que recibimos el inmueble lo estamos aprovechando”, explicó Alfieri.
En la actualidad el MAC tiene su acopio en los bajos de la Biblioteca Nacional, el cual mide 184 metros cuadrados.

Carolina Barrantes
[email protected]


Ver comentarios