Enviar
Nuevo plazo para el Cafta


Costa Rica obtuvo, por segunda vez, una extensión del plazo para aprobar todos los requisitos a fin de que entre en vigencia el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana.
Esta nueva prórroga, que será hasta el 1º de enero de 2009, si bien calma un poco la tensión que vive el sector productivo empresarial, no puede ser motivo para bajar la atención ni un momento si se desea realmente contar con este nuevo instrumento para el crecimiento de la productividad y la economía nacional.
En su reciente visita al país, Carlos Gutiérrez, secretario de Comercio de Estados Unidos, en reunión que tuvo con los miembros de la Cámara de Comercio Costarricense Norteamericana, recordó que los envíos de productos o materias primas del país hacia esa nación del norte, representan a la fecha casi un 40% del total exportado.
Por otra parte, Gutiérrez opinó que las cifras de la economía costarricense muestran que sabemos “lo que es crecer” y que es justamente en el crecimiento en donde se apoya el desarrollo de las naciones.
No solo sus palabras, sino la imagen de seriedad que debemos exponer ante el mundo, debe servirnos de estímulo para dar con la eficacia apropiada los últimos pasos necesarios para que pueda comenzar a operar ese tratado que ha requerido ya dos prórrogas.
Una circunstancia de especial importancia para que en la Asamblea Legislativa las últimas discusiones en torno al mencionado proyecto se produzcan del modo más responsable y eficiente, priorizando el interés nacional a cualquier choque de orden personal.
Los diputados empezarán a discutir el último proyecto del Cafta en la tercera semana de octubre y el Poder Ejecutivo ha manifestado que espera que pueda quedar aprobado en el transcurso de ese mes para que el convenio entre a regir antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, previstas para el 4 de noviembre.
En medio de la incertidumbre y tensión de la actual crisis económica, la conclusión al largo y complicado proceso de discusión y aprobación de leyes para la entrada en vigencia del Cafta, significará no solo definir las condiciones futuras para el comercio nacional con Estados Unidos y los demás países de la región, sino la posibilidad de enfocar el trabajo legislativo hacia una serie de temas urgentes, entre ellos, el de la seguridad.

Ver comentarios