Logo La República

Jueves, 25 de abril de 2019



ACCIÓN


Nuevo jugador de Saprissa ha sufrido una plaga de aparatosas lesiones

Walter Herrera [email protected] | Viernes 25 enero, 2019

Rubilio Castillo llegará de Motagua para reforzar la delantera de Saprissa. Archivo/La República
Rubilio Castillo llegará de Motagua para reforzar la delantera de Saprissa. Archivo/La República


El nuevo jugador del Deportivo Saprissa, el hondureño Rubilio Castillo, es el máximo goleador del Motagua y tercer máximo anotador de la Liga Nacional; sin embargo, para alcanzar esas cifras, tuvo que pasar por el camino de la discordia y superar una serie de lesiones aparatosas en su carrera.

Las lágrimas y la sangre han sido una constante en la vida del jugador de 27 años aunque se ha superado de cada una de ellas y mantuvo su cuota goleadora.

El diario DIEZ de Honduras recopiló las lesiones más importantes que sufrió el atacante desde 2015 hasta la fecha y hacemos un recuento.


Lesiones de Rubilio

9 octubre 2015

Durante un partido amistoso con la Selección de Honduras frente a Guatemala, en los primeros minutos del segundo tiempo, salió con una lesión en su pie izquierdo.

En ese tiempo Jorge Luis Pinto lo había ingresado por Jerry Bengtson.


26 enero 2016

En un entrenamiento con el Correcaminos de la segunda división de México, el delantero en un remate a marco, sufrió una lesión en su rodilla, que lo dejó fuera de competencia por mes y medio.

En esa ocasión varios de sus compañeros tuvieron que alzarlo fuera del terreno de juego debido a la molestia.


23 abril 2017

En un partido frente a Real Sociedad, el delantero se rompió la tibia y peroné cuando sacó un remate y cayó al suelo.

Salió llorando en la camilla directo al hospital y los fuertes gritos de dolor encendieron las alarmas.

De esa manera se perdió el resto de la temporada y pasó seis meses fuera de toda competencia antes de volver a pisar el pasto.


27 julio 2018

Ante el eminente fichaje de Rubilio al PAS Giannina de Grecia, el traspaso no se pudo completar debido a que el jugador no pasó las pruebas médicas, ya que sufre de un padecimiento congénito que afecta su rodilla.


12 setiembre 2018

En el duelo ante Real de Minas, Castillo sufrió un duro golpe en el pómulo que a la postre le significó la fractura de este.

El jugador fue operado y estuvo de baja por 15 días.

“Cuando la pelota va en el aire él me miró de reojo. Yo salté a disputar el balón y el sacó el codo y me pegó en la cara, no sé si fue por la calentura que llevaba que entró a hacerme daño, casi pierdo el conocimiento y salí llorando”, dijo el exatacante de Motagua.


Fuente: Kelvin Coella, diario DIEZ.