Nuevo escándalo salpica administración del presidente de Brasil
Temer presuntamente presionó al su ministro de Cultura para que autorizara un proyecto de construcción que beneficiaba a otro miembro del gabinete. Bloomberg/La República
Enviar

Michel Temer, presidente de Brasil, quedó envuelto en un escándalo por tráfico de influencias después que su exministro de Cultura, según se informa, le dijo a la policía que el presidente lo presionó para que autorizara un proyecto de construcción que beneficiaba a otro miembro del gabinete.

Marcelo Calero, que renunció al cargo de ministro de Cultura la semana pasada, le dijo a la policía que Temer lo instó a resolver un impasse con un proyecto de construcción en el cual su principal enlace con el Congreso, Geddel Vieira Lima, tiene una participación, informaron los medios locales. Una copia de su testimonio a la policía se filtró a la prensa y el diario O Estado de São Paulo dijo que Calero grabó su conversación con el presidente y otros ministros.

El real brasileño sufrió la mayor caída del mundo este viernes ante la especulación con que la posible participación de Temer desbarate la agenda reformista de su Gobierno. La moneda bajaba 1,3%, a 3,4422 por dólar, a las 10:23, hora local.

El escándalo ético llega en un momento delicado para el Gobierno, que busca que el Senado sancione un proyecto clave de restricción de gastos. Los legisladores ya están tensos en tanto ejecutivos de las principales constructoras de Brasil cierran acuerdos de reducción de sentencia con los fiscales de la Operación Lava Jato, que investiga un esquema de sobornos de la petrolera estatal Petrobras a administradores y políticos. Este año, grabaciones y testimonios filtrados sobre el escándalo agravaron la inestabilidad política que culminó en agosto con el juicio político que destituyó a la presidenta Dilma Rousseff.

“Todo depende de si aparecerá una grabación que confirme si Temer realmente presionó al exministro”, dijo Luciano Rostagno, jefe de estrategia de Banco Mizuho do Brasil. “La situación se volvería complicada para debatir las reformas”.

El portavoz presidencial Alexandre Parola confirmó el jueves por la noche que Temer habló dos veces con Calero en un intento por evitar conflictos por el proyecto de construcción. Pero Parola dijo que el presidente “nunca indujo a ninguno de sus ministros a tomar una decisión que viole normas internas o convicciones”. O Estado de São Paulo informó este viernes que Vieira Lima pretende renunciar.


Ver comentarios