Logo La República

Sábado, 23 de octubre de 2021



EDITORIAL


Nuevas oportunidades de negocios

| Jueves 24 enero, 2013



El incremento de lo orgánico debería ser un objetivo para productores y empresarios con miras a la exportación y un importante cambio en la cultura local, impulsados ambos por políticas y planes nacionales


Nuevas oportunidades de negocios

Los nuevos tratados comerciales que se firmarán con Noruega y Suiza pueden mejorar las actuales condiciones del comercio actual con esos países y aportarán seguridad jurídica a los empresarios de ambos extremos de ese intercambio.
Sin haber firmado los tratados y en lo que a Noruega se refiere, en los 11 primeros meses del año pasado, vendimos productos a ese país por un valor de $14 millones, en comparación con los $6 millones del mismo periodo de 2011.
Sin embargo, se abren nuevas e interesantes posibilidades al dirigir el país su interés hacia Noruega, por ejemplo. Las ventas de productos orgánicos están aumentando en ese mercado, lo que representa una oportunidad para empresas nacionales, como bien lo señala una nota de este medio ayer.
En Costa Rica nunca se ha tomado seriamente el tema de lo que llamamos orgánico, es decir, lo certificado como libre de pesticidas u otros químicos. Nunca se ha creado una estrategia nacional destinada a apoyar e impulsar este tipo de producción, a pesar de que nos vendemos en el exterior con la frase “Sin Ingredientes Artificiales”.
Sin embargo, hacerlo podría permitir un gran salto a los productores orgánicos actuales, que actúan con grandes dificultades y sin apoyo, y podrían surgir pymes o cooperativas múltiples para cultivar y dar valor agregado a diversos productos orgánicos altamente apreciados en Europa en general y en Noruega en especial ahora.
Esto beneficiaría a los grupos exportadores que podrían actuar unidos en algunos casos, compartiendo conocimientos y experiencias y a la vez podrían quedar excedentes para la venta local a favor de los costarricenses que ya tienen mucha mayor conciencia de las ventajas de lo orgánico en sabor y prevención en salud.
La mejor prueba de un incremento en dicha conciencia quizás esté en que hemos superado la etapa de contar solo con pequeñas ferias orgánicas en diferentes lugares a tener ya un supermercado con productos únicamente orgánicos en la zona oeste de la capital.
El incremento de lo orgánico debería ser pues un objetivo para productores y empresarios con miras a la exportación y un importante cambio en la cultura local, impulsados ambos por políticas y planes nacionales.
 





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.