Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



NACIONALES


Nueva victoria para Calderón en caso Caja-Fischel

Esteban Arrieta [email protected] | Jueves 14 mayo, 2015

“Pocos días han sido tan felices en mi vida como este”, expresó ayer Rafael Calderón, expresidente de la República, tras conocer el fallo a su favor. Gerson Vargas/La República


Absuelto expresidente de pago de $40 millones

Nueva victoria para Calderón en caso Caja-Fischel

No hubo sobreprecio en compra de equipo médico a Finlandia, destaca fallo unánime

Al considerar que la Caja no pagó un sobreprecio en la compra de instrumentos médicos a una empresa de Finlandia hace más de una década, el Tribunal Penal del Segundo Circuito de Goicoechea absolvió ayer al expresidente Rafael Ángel Calderón del pago de la acción civil resarcitoria por $40 millones.
En el fallo unánime de los jueces quedó demostrado que el equipo comprado a la compañía Instrumentarium Medko Medical se adquirió bajo condiciones ventajosas, por ejemplo, a una tasa fija de diez años.
Esta última sentencia no está en firme y puede ser apelada por la Fiscalía.
Sin embargo, Calderón considera que se trata de “un importante paso para limpiar mi nombre”.
El fallo también absuelve a otros involucrados como Eliseo Vargas, exdiputado; Wálter Reiche, empresario, así como a la corporación Fischel y a otras personas.
La nueva victoria judicial de Calderón se une al fallo de 2013 en Finlandia, en donde se absolvió a tres directivos de Instrumentarium de supuestamente pagar sobornos en Costa Rica.
Asimismo, refuerza la propia investigación que hizo la Caja, y en la cual se negó un daño patrimonial para la institución.
“Pocos días han sido tan felices en mi vida como este, sobre todo después de tantas infamias en mi contra”, expresó el exmandatario.
La victoria judicial dada a conocer ayer le da a Calderón un nuevo elemento para presentar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
“Espero que a finales de año mi caso se empiece a ver y pueda así limpiar mi nombre finalmente”, concluyó Calderón.
En diciembre de 2001 el Congreso aprobó un préstamo por más de $40 millones para comprar máquinas de anestesia y cuidados intensivos, además de monitores, incubadoras y otro equipo.
En aquel momento, el exmandatario no era funcionario público, sin embargo, se le acusó de peculado, junto a otras personas, por supuestamente haberse repartido premios por la aprobación del empréstito.
Por estos hechos, el expresidente fue condenado.
Tras finalizar el proceso penal en Costa Rica, Calderón tiene la esperanza de que a nivel internacional la condena en su contra sea revocada.


Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR