Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


Nueva tecnología devuelve visión a pacientes con catarata

Karla Barquero [email protected] | Viernes 22 diciembre, 2017



Los pacientes que se sometan a una cirugía de cataratas tendrán más posibilidades de recuperar la totalidad de su visión, gracias a un nuevo equipo que verifica si el tipo de lente intraocular que se implanta es el ideal para ellos.

Esto gracias al uso de Optiwave Refractive Analysis, el único sistema en oftalmología disponible en el país, que verifica la idoneidad del lente requerido, una vez que se realiza la extracción de la catarata.

Para lograr la precisión, este equipo cuenta con tres cámaras que pueden tomar 40 fotografías en dos segundos, dándole información al cirujano que le sirve para elegir el lente adecuado para que su paciente no requiera anteojos tras la cirugía de la catarata.

Lea más: Fumar eleva riesgos de sufrir cataratas y otras enfermedades visuales

Ese procedimiento quirúrgico es el que más se realiza y el problema de cataratas suele darse cuando el lente natural del ojo, que sirve para enfocar, empieza a nublarse y en mucho casos se pierde la visión.

Cuando se quita ese lente natural, se sustituye por uno artificial. Normalmente la graduación que necesita el paciente se mide gracias al tamaño del ojo y la curvatura de la córnea y con fórmulas.

“Eso se hace antes de la cirugía para estimar el lente adecuado. A veces las mediciones no son exactas por lo que el lente que se implantaba al paciente no era exacto, por ejemplo, porque el ojo es más grande y se sale el lente o porque el paciente no cooperó durante el diagnóstico. Con este nuevo equipo una vez que quitamos la catarata se hace una medición en tiempo real y nos permite hacer ajustes finales de forma más exacta”, aseguró Claudio Orlich, director y oftalmólogo de Clínica 20/20.

Lea más: Costa Rica fue sede de congreso latinoamericano de oftalmólogos

Con esto se garantiza que el paciente tendrá una visión perfecta y se reduce el riesgo de una segunda intervención, que en anteriores casos era necesaria porque el paciente presentaba miopía o algún problema.

Aunque el envejecimiento es la causa más común de las cataratas —suele presentarse en mayores de 50 años—, hay otros factores de riesgo que las causan como diabetes, traumatismos o golpes, infecciones e inflamaciones oculares y medicamentos como cortisona.

Los menores de edad también pueden padecerlas de forma congénita, por lo que la tecnología se convierte en un aliado para el manejo del paciente.

Las cataratas se desarrollan de forma gradual, por lo que es posible que los cambios en la visión no se perciban de inmediato.

Los síntomas son visión borrosa, mucha sensibilidad a la luz, visualización de dos imágenes en lugar de una, dificultad para ver bien de noche o percepción de los colores brillantes como atenuados o amarillentos.

Este tipo de operaciones oscilan entre los $2.000 y $2.500, dependiendo del lente que el paciente requiera.

El uso de la novedosa tecnología para el diagnóstico no se traslada al paciente, por lo que no encarece la operación.

Más egresos

Las cataratas sin tratamiento son la principal causa de ceguera y de deficiencia visual grave en personas mayores de 50 años, según datos de la Evaluación Rápida de Ceguera Evitable de la Caja de Seguro Social.

En la última década casi se duplicó la cantidad de egresos hospitalarios de pacientes que sufrían de cataratas:

Año    Pacientes
2016     11.398
2006       6.344

Fuente: Área de Estadística en Salud de la Caja de Seguro Social


NOTAS RELACIONADAS


Técnica corrige defectos visuales sin cirugía

Martes 27 octubre, 2015

Con el uso de la última tecnología láser para cirugía de có...