Notificación a Alterra se atrasó
Enviar
Notificación a Alterra se atrasó

Plazo de 60 días para que empresa arregle el problema financiero comenzó a correr hasta el viernes, debido a demora en el aviso


Danny Canales
[email protected]

A pesar de que desde el 5 de febrero el Gobierno anunció que gestionaría la última fase del proceso para rescindir el contrato de ampliación del aeropuerto, no fue hasta el jueves —nueve días después— cuando le notificó la medida a Alterra.
Es decir que hasta el viernes empezaron a correr los 60 días hábiles que le confiere el contrato a la empresa para que presente un arreglo al problema financiero del proyecto.

Las autoridades de Gobierno justificaron el atraso en que estaban esperando un informe del órgano que fiscaliza el contrato, donde se contemplaron los presuntos incumplimientos en que ha incurrido la empresa, dijo Viviana Martín, presidenta del Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac).
Precisamente el Cetac fue el que acordó en forma unánime el 4 de febrero dar curso a la tercera y última fase del trámite de terminación adelantada del contrato, luego de que los bancos fracasaran en su intento para salvar el proyecto.
El proceso para rescindir el contrato se inició en diciembre de 2006, sin embargo, aún está en trámite debido a lo engorroso del proceso y las prórrogas concedidas por el Gobierno a los bancos acreedores para que plantearan una solución.
El arreglo que se tornaba más factible era que la Corporación Financiera Internacional (principal acreedor) le vendiera la deuda del contrato al Banco Centroamericano de Integración Económica, para que este se convirtiera en el único acreedor y pudiera financiar los trabajos pendientes, pero la negociación fracasó.
El proyecto aeroportuario tiene tres años y medio de atraso y aún no se conoce la fecha en que el país pueda tener un aeropuerto acorde con la demanda de turismo.
Si en los 60 días que le concedieron a Alterra logra proponer una fórmula que convenza al Gobierno, entonces las obras serían concluidas por la empresa privada.
Entre las principales salidas está que un banco logre asumir la deuda o que otra empresa se interese en comprar las acciones de los socios de Alterra y asuma el proyecto con todo y deuda.
En caso de que no se dé una solución, entonces el Gobierno asumirá el proyecto con el apoyo de la Organización de Aviación Civil Internacional.



Ver comentarios