Enviar
Notas estructuradas podrían minimizar riesgos del mercado

Productos mixtos de inversión pueden ser usados como medios de cobertura ante volatilidades y para diversificar el portafolio

Víctor Sanabria
[email protected]

Las notas estructuradas son productos financieros combinados que incorporan activos de renta fija y otros instrumentos, como derivados, acciones, contratos de futuros, índices y commodities.
Esta combinación tiene el objetivo de generar un grado de protección a favor del inversionista y, a la vez, aumentar el potencial de los beneficios de esa operación.
El rendimiento de las inversiones va a depender del desempeño del valor, conocido como subyacente, de los instrumentos que se combinan con los activos de renta fija.
Una de las ventajas de las notas estructuradas es que pueden aplicarse a múltiples inversiones, lo que las hace ideales para protegerse contra la volatilidad del mercado y ser tomadas en cuenta para diversificar.
Otra característica es que ofrecen rendimientos mayores a los prevalecientes en el mercado de renta fija. Esto gracias a que los flujos de efectivo que permiten pagar cupones, se originan de la emisión de alternativas de compra o venta de los otros valores, ya sea en el mercado de opciones, futuros u otros de derivados.
“Cuando se les ofrecen notas estructuradas a los inversionistas nacionales, tienen que considerar que se trata de un producto complejo, que es difícil de entender, calcular y valorar. Son productos específicos”, mencionó Danilo Montero, gerente general del Grupo Interbolsa.
Aunque estas notas pueden dirigirse a cualquier tipo de agente económico, usualmente son los inversionistas institucionales e individuales sofisticados quienes las demandan. El conocimiento de diferentes mercados de negociación de activos no emitidos o registrados en Costa Rica, resultan elementales.
“La opción puede asumirla el inversionista que entienda cómo está diseñado el producto, y comprenda el subyacente y el riesgo que involucra”, dijo Rainier Saballos, trader internacional de E*Kapital.
Como cualquier alternativa de inversión, el riesgo de este tipo de instrumentos está asociado al valor subyacente y a la conformación de la nota. Sumado a esto, el inversionista debe evaluar el conocimiento que debe tener el asesor.
“Si no demuestra conocimiento de valoración de acciones, commodities, spreads de tasas de interés, índices, etcétera, es imposible que determine el riesgo asociado a una nota”, explicó Allan Rodríguez, gerente general de CFS Asesores de Inversión.
Los especialistas coincidieron en que para aprovechar estas alternativas de inversión, el sistema bursátil nacional tiene que desarrollarse más. Aunque son instrumentos creados a partir de dos mercados existentes, el país no cuenta con sectores profundos de deuda ni derivados.
“Para los próximos meses los productos estructurados relacionados con activos de mercados bursátiles externos van a estar a la orden del día. Los que podrían sobresalir serían las asociados con la recuperación del mercado accionario (notas con índices a largo plazo, y con acciones a corto plazo), y con bonos soberanos”, afirmó Geovanni Sandí, analista internacional de Acobo.
Ver comentarios