Enviar
Jueves 1 Noviembre, 2012

Cuatro días después de que termina la Serie Mundial de béisbol, los 30 equipos tienen derecho a empezar a hacer movimientos en sus nóminas.
Se rechazan opciones de compra o se realizan con jugadores de la propia planilla; se descartan beisbolistas y se les dice que pueden buscar otros clubes; jugadores pueden lanzarse a la agencia libre; en fin una serie de movimientos que mueven el mercado de la Gran Carpa, antes de ir a la larga pausa del invierno y entrar luego a las reuniones de pretemporada.
El hecho de que los Gigantes ganaran la Serie Mundial, fue de nuevo señal de que no son los megacontratos ni los fichajes altisonantes los que dan las coronas.
¿Saben cuánto gana por temporada el jugador más valioso de la Serie Mundial?
El tercera base venezolano de los Gigantes, Pablo Sandoval, gana $3,2 millones por temporada y el receptor del equipo, llamado el “Chico Maravilla”, Buster Posey que metió jonrón en el último juego con los Tigres y fue líder de bateo de la Liga Nacional, devenga por temporada la modesta suma de $615 mil, un ingreso que a Alex Rodríguez los Yanquis se lo pagan por estornudar.
Si repasamos que los Angelinos le pagaron a Albert Pujols $240 millones por diez campañas y recibió en esta $12 millones y el equipo ni llegó a los playoffs y que incluso los Tigres le dieron a Prince Fielder otro megacontrato de nueve temporadas y $214 millones; $23 en esta primera campaña y fueron barridos en el Clásico de Otoño, esto valora aún mucho más el trabajo enorme de Bruce Bochy con sus Gigantes.
Los campeones volcaron los fondos de su tesorería hacia un cuerpo de lanzadores bien pagado: Barry Zito gana $19 millones; Tim Lincecum $18 y Matt Cain $16. Sin embargo, su cerrador estrella que dejó viendo para el ciprés a Miguel Cabrera en el último out de la Serie Mundial, Sergio Romo, solo gana $1,5 millones por campaña.
El jugador de campo que más gana en los Gigantes es Hunter Pence, con $10 millones y el venezolano Marco Scutaro, jugador clave de la postemporada; el más valioso de la serie ante los Cardenales e impulsador de las carreras más decisivas para el equipo, solo gana $6 millones por campaña. El presupuesto anual de los campeones mundiales puede acercarse a los $98 millones.
Todo esto hará meditar y pensar mucho a las gerencias de los clubes de cómo moverse en este mercado que se abre mañana.

[email protected]