Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 27 Agosto, 2012


En una Nota previa al inicio del campeonato, afirmamos que Odir Jacques podía ser el primer director técnico en dejar la barca, sea por propia decisión o por despido, si a lo interno del Herediano no se solucionaban los problemas económicos que lo aquejan desde la temporada anterior.
Era lógico el vaticinio.

Para terminar la anterior campaña después de la salida de Jafet Soto, Jacques firmó su contrato en un restaurante italiano en una servilleta.
¿Condiciones; cláusulas?
Salario a como caiga y premios millonarios si clasifica al Team y más millones si lo hace campeón.
Odir lo clasificó y lo hizo campeón.
Sólo él sabe si Sotela le cumplió con los premios.
Para la nueva temporada era lógico que el tico-brasileño no se iba a ir de cabeza y mínimo, título en vitrina, cobraría un salario mensual acorde con las conquistas logradas. Además, los premios.
Conociendo los antecedentes del “dirigente”, hoy en el Herediano, ayer en Liberia, se podía suponer que al llegar los atrasos, Odir Jacques, a pesar de la lealtad y confianza que dice profesarle al jefe, entraría en conflicto con su admirado patrón, quien siempre le quedó bien y le cumplió los acuerdos, según palabras del estratega.
Pese a esa comunión tan curiosa, entre un entrenador campeón, al que se le incumplen los pactos y un dirigente que supuestamente acostumbra a no pagar lo que debe, el pasado viernes se rompió la fidelidad y tras una visita relámpago de Sotela al Rosabal Cordero a repartir billete atrasado, Odir Jacques montó furioso en su corcel y desde la ventana de su auto transmitió a la prensa todo su enojo.
Hubo choque entre dirigente y técnico.
Horas después reventó la bomba.
Odir dejaba al Herediano; unos dicen que lo despidieron: otros que renunció y mandó todo al carajo.
Lo que menos interesa es el procedimiento.
Lo cierto es que Jacques ya no está al frente del Team, del campeón nacional; Claudio Jara lo sustituyó en Puntarenas y vimos rostros nuevos en la oncena, que con Jacques no figuraban, como los dos “Marvines”, Obando y Angulo; José Garro fue titular; Esteban Ramírez desapareció del mapa y dicen que también se marcha, pero una cosa será verdad.
Odir Jacques queda listo y a la espera para sustituir al siguiente técnico que despidan en cualquiera de los otros once equipos de la primera división. ¡Ya lo verán!

[email protected]