Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 8 Agosto, 2012


Cómo cuesta encontrar un adjetivo para calificar la participación de los atletas costarricenses en las Olimpiadas de Londres.
Descartemos fracaso.

Si los deportistas costarricenses fracasaron porque no ganaron medallas, entonces el mundo deportivo estará habitado por miles de fracasados, con solo repasar el cuadro de medallas.
Decir que la participación de los atletas costarricenses resultó decepcionante, tampoco cabe.
¿De qué nos vamos a decepcionar?
¿Vamos a decepcionarnos porque María Laura Meza no se clasificó?
¿Vamos a decepcionarnos porque Gaby Traña no entró entre las primeras 20?
Quizá lo de Nery Brenes sí resultó decepcionante, dado que su participación, por sus antecedentes deportivos, generó entre los ticos mayores expectativas.
Me parece que el entorno que rodeó al atleta a su arribo a Londres no fue el correcto y se vio horroroso que antes de la competencia se dijera que la lesión que arrastraba no lo perjudicaría en la prueba, y luego en mucho se aferraron a ella para justificar la eliminación del atleta.
Como costarricense y periodista deportivo, la serie de malos resultados de la mayoría de los atletas nacionales en Londres, me dejó un sabor de frustración y este es el calificativo que más me agrada, para encuadrarlo en el accionar de nuestros compatriotas.
Rescatando la buena ubicación de Andrey Amador en ruta y de Mario Montoya en la piscina, lo otro, lo demás ha resultado frustrante y más frustrante aún las manifestaciones de nuestros dirigentes olímpicos y de los mismos atletas, prácticamente todos felices por lo actuado.
!Cómo les cuesta a los costarricenses reconocer que no se hizo el trabajo bien!
Henry Núñez, el jerarca del CON, reconoce que en esta ocasión a la mayoría de los atletas olímpicos se les dio, sino todo, sí lo mejor. A los de elite les entró dinero de patrocinadores y tuvieron fogueos de alto nivel, pero fiel a su estilo, de su boca no sale la mínima palabra que se pueda ligar con fracaso, decepción o frustración.
El presidente del CON ni siquiera está frustrado por los resultados de los atletas criollos y “vivillo” que es ya nos catapulta para Río de Janeiro , una vez la entidad que preside realice un “replanteamiento” de lo acontecido.
Los aviones siguen volando. Nuestros atletas olímpicos, todos, nos prometen un Brasil mejor.
Y… Núñez también.

[email protected]