Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 21 Abril, 2012


La victoria de San Carlos contra Alajuelense ha sido una de las más sonadas de las últimas temporadas, por las consecuencias que produjo y por ende, la derrota de la Liga, quizá la más traumática de sus últimas campañas.
En las Grandes Ligas, donde cada equipo suma la friolera de 162 partidos, cuesta muchísimo que se lance un juego perfecto. La perfección cuesta alcanzarla, máxime cuando la buscan o pretenden seres humanos imperfectos, de ahí que como seguidor del equipo manudo, me quedo con la tristeza de la eventual eliminación, pero también con las palabras de su técnico Oscar Ramírez al término de la catástrofe.

Seguir la ruta perfecta, sin descuidos y sin errores como camino de amarrarse continuamente al triunfo, no lo logra ningún equipo del mundo, ni siquiera hoy el mejor del planeta, el Barcelona que acaba de morder el polvo en Londres.
Simple y llanamente, lo que en su momento fue calificado como misión imposible, cuando los manudos estaban hundidos en el penúltimo lugar y solo tenían 5% de posibilidades de clasificarse, pues resultó en eso: una misión imposible.
La derrota es traumática por su significado, por su momento, por su circunstancia y hay que darle todo el mérito a San Carlos, a sus jugadores, a su técnico Marvin Solano, por planificar y proponer un partido inteligente, frontal, ambicioso, ganado en buena lid gracias al doblete de Verny Scott, el exvolante de la UCR que se ha jugado una temporada excepcional.
La Liga disfrutó pocas horas de su hazaña, esa que la hizo cosechar una suma impresionante de 20 unidades seguidas que la catapultó al cuarto lugar de la clasificación, puesto añorado por la legión de seguidores rojinegros.
Sin embargo, una vez lograda la conquista, los toros firmaron los papeles del desahucio y a los discípulos del Machillo los echaron de la casa, por falta de pago al no cancelar la penúltima cuota.
El próximo domingo en Pérez Zeledón, se abonaba, supuestamente la última.
Existe una leve esperanza, pegada a un hilo.
Las bromas inundan las redes sociales y afirman que Limón le pagará el favor a la Liga por la millonada que recaudó el domingo anterior, derrotando al Cartaginés. Saprissa debe hacer lo propio con Herediano para que el posible tetracampeonato no se muera. Otra misión casi imposible.
El toro, ese toro enamorado de la luna, que dice la canción, no fue que corneó al león. ¡No! Lo mató.

[email protected]