Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 17 Diciembre, 2011


La venta anticipada de uniformes del Herediano impresos con el calificativo de campeón, que Mario Sotela no se sacó de la manga, sino que sacó camisetas amarillas de Liberia Mía de un cajón y simplemente les pegó un número 22 color rojo, es un mal augurio y así lo hacen ver los seguidores del “Team” pensantes y no fanáticos.
Recuerden nada más el desfile de carrozas que organizó la dirigencia del Alajuelense para festejar aquel título que tenían en la bolsa y que Gerard Drummond se los congeló.
El desfile de la victoria se quedó estacionado en las puertas del Morera Soto y los jugadores que subirían a los carruajes a recorrer las calles de la ciudad de los mangos, salieron todos por la puerta de atrás.
Esto de las camisetas amarillas fue una pésima idea del Departamento de Mercadeo del Herediano, porque incluso, por un puñado de colones, le mete más presión al equipo. Además, que ese no es el uniforme del “Team”.
Un tema que calentó los previos de la final fueron las declaraciones de Jafet Soto en el sentido de que los partidos que jugó Alajuelense en el Estadio Nacional contra Belén, Santos, Puntarenas y Limón no los hizo en condición de visitante, dado que “La Joya” de la Sabana es territorio neutral.
Totalmente de acuerdo con las manifestaciones del entrenador florense.
Si bien es cierto en esos partidos, la Liga cumplió el rol de visitante y sus rivales fueron anfitriones, no es lo mismo ser visita en los difíciles estadios de estos equipos en sus respectivas comunidades, que jugarlos en la comodidad del Nacional.
Esto le resta valor a la estadística, pero es un detalle insignificante y poco trascendente a la hora de la verdad.
La Liga no lleva la mínima ventaja cuando se estacione en el Rosabal Cordero por esta situación; nada más, y eso no pesa mucho, que los manudos juegan muy cómodos fuera de su estadio y punto.
Domingo a las 4 p.m., hora de la verdad; los medios de comunicación inundaron de información sobre todos los eventos de este clásico provincial que define la corona; no quedó nada por fuera. Solo le pedimos a la dirigencia del Herediano, si gana el título, que se lo dediquen a don “Chaco” Sasso y a don “Ibo” Arias, dos inmortales de esa institución que van a celebrar donde se hallen, esa ansiada corona.
Igual la Liga si campeoniza: honor a “Lalo” Rojas, “Indio” Retana y “Farachín” Alvarado.

[email protected]