Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 15 Octubre, 2011


Hay que reconocerlo con honestidad.
¡Cómo hacen falta los Yankees de Nueva York en los playoffs!
Y también, aunque en menor grado, otras grandes novenas como Boston, Filadelfia, Atlanta, los queridos por los costarricenses Dodgers de Los Angeles y hasta los Cachorros, con muy buena barra en el país.

En la postemporada hace falta la adrenalina que provocan los Bombarderos del Bronx, amados y odiados hasta el exceso y que paradójicamente fueron separados de los playoffs cuando los lanzadores de Detroit, apagaron a sus principales cañoneros.
Once hombres en base dejaron los Mulos en el último juego contra los Felinos; Alex Rodríguez que gana $26 millones por temporada se ponchó en tres ocasiones y Max Texeira desapareció del plato en los momentos cruciales.
Escribíamos en un comentario reciente que los seguidores de los Yankees, en su fuero interno sabían que no irían a la Serie Mundial con el cuerpo de sus cinco abridores: Sabathia, Nova, Burnett, García y Colón. Esto es muy poco para llegar al gran clásico de octubre.
Nuestro querido amigo y enorme beisbolista, Mario Espinoza, una enciclopedia del deporte rey, nos aclara que en la postemporada, lo que les falló más a los Yankees fue el bateo y no el pitcheo y ese último juego fue la mejor prueba de esto, pero don Mario, como Vallo Mora, Santiago Bonilla, Fabio Pérez y Gerardo “Aros” Lizano, mis más cercanos amigos fanáticos de los Mulos, en sus adentros saben que de nuevo, a los propietarios del equipo de los rascacielos no les dio la gana reforzar el cuerpo de lanzadores y otra vez se quedaron fuera de la Serie Mundial.
Otro tema para Espinoza y quienes amamos este deporte: ¿por qué los “managers”, no mandan a tocar con bases llenas y sin outs?
Los Yankees perdían por una carrera en el sétimo con Detroit, bases llenas sin outs y bateaba Canó. Girardi ordenó batear y la carrera no entró. Peor con Texas que en su patio, cerrando el noveno en esta serie ante los Tigres, juego empatado, bases llenas sin outs y Ron Washington no ordenó tocar. No metieron la carrera del triunfo y se fueron hasta el undécimo inning cuando la botó Cruz.
¿Cuál es el miedo de mandar a tocar con bases llenas y sin outs?
¿Qué es, que estos profesionales no saben tocar?
Hace falta el talento latino en el béisbol, pero Robinson Canó es latino y Girardi no lo mandó a tocar.

[email protected]